19-21 Kuala Lumpur: la oscuridad tapa defectos y alumbra virtudes

 

He de decir que Kuala Lumpur me ha gustado gracias a mi amigo Cheng, si no es por él en algunos aspectos Kuala Lumpur se me hubiera quedado grande y en otros aspectos pequeña. Me ha parecido una ciudad para vampiros, para dormir por el día y vivirla por la noche.

Mi plan barato de torres Petronas incluye un atardecer en el parque KLCC con unas latas de cerveza del 7eleven para ver como cambia la iluminación de la ciudad. Si eres como yo y crees que te mereces un capricho, otro día apunta en tu mapa el roof top del “Heli lounge bar”: por el día es un helipuerto pero por la noche se convierte en terraza con vistas sobre toda la ciudad.

Mi ruta nocturna continuó por el barrio de Bukit Bintang que está lleno de centros comerciales pero a esta hora en la calle también hay música. Seguimos paseando hasta el mercado nocturno de comida en la calle Jalan Alor y optamos por Sigue leyendo

16-18 Pulau Weh, paraíso de Sumatra

 

Tras la aventura con los orangutanes en Bukit Lawang, viajo en un bus nocturno al norte de Sumatra, a la ciudad de Banda Aceh donde cogeré un barco para pasar unos días de relax en la isla de Pulau Weh junto a Cheng. Nos reencontramos después de año y medio!!

La isla de Pulau Weh está muy poco explotada porque la mayoría de turistas van a islas más cercanas a Bali aunque os puedo asegurar que Pulau Weh no tiene nada que envidiar, es un paraíso de agua transparente.

Tu mejor baza para recorrer la isla es alquilar una moto por 100.000 rupias/día(6.40€) y el equipo de snorkel 15.000 rupias/día(1€). Lo intentamos en un día pero hubiera sido mejor en dos porque hay muchos puntos de Pulau Weh en los que parar a hacer snorkel.

Antes de salir de ruta, pide un mapa de Pulau Weh y asegúrate que la moto tiene combustible porque a veces te la dan vacía y en la isla no hay muchos puntos donde comprar una botella de gasolina para repostar.

La ruta que seguimos es Sigue leyendo

12-15 Sumatra: orangutanes en Bukit Lawang

 

Los 118km por carretera y las 5 horas que tardé hacen que empiece a ser consciente de que la infraestructura de Sumatra está menos desarrollada que la de Malasia, que el islam está incluso más presente en la sociedad y que, efectivamente, uno de los motores de la economía de Sumatra es el aceite de palma.

Accesible a pie desde Bukit Lawang, me uní a un trekking de dos días por el parque nacional Gunung Leuser en busca de alguno de los 7000 orangutanes que lo habitan. La caminata no es apta para cualquiera ya que hay que subir y bajar constantemente, hay mucho barro, se camina por piedras, se trepan raíces de los árboles y el clima hace que estés sudando hasta por los párpados.

Entre los dos días vimos 11 orangutanes. Mi cara era un poema y mi emoción cada vez que veía un orangután era comparables a las de un niño pequeño cuando descubre algo increíble. Si observas los gestos de los orangutanes y las rasgos de la cara son muy parecidos a un humano y me sorprendió Sigue leyendo

9-11. Georgetown: la pintura es un poema sin palabras

Al llegar a Penang percibo un ambiente menos musulmán que en Kuala Terengannu y mucho más chino, lo que da a la ciudad un carácter más abierto, incluso se puede encontrar cerveza relativamente “bien” de precio.

Pasear por Penang es como recorrer un museo de historia ya que las casas coloniales de la época británica han quedado ancladas en el pasado o como recorrer un museo de pintura, no hay que perderse ningún rincón o callejón porque muchos de ellos esconden murales que dan rienda suelta a la imaginación.

Georgetown es la ciudad que más me ha gustado no solo para visitar sino para comer. En un especie de comedor chino en el que cada uno se sienta donde pilla tres dim sum de gambas con un bol de arroz pegajoso, un hojaldre relleno de cerdo bbq y una botella de agua costaba 17 ringits, al cambio de hoy 3 euros. Sigue leyendo

5-8. ¿A qué suena la isla de Kapas?

 

A muy corta distancia la isla de Kapas suena a un coco que cae de la palmera, al salto del pez que interrumpe tu brazada y al sonido de las aves. A media distancia la isla de Kapas suena al motor de los barquitos que vienen con provisiones y más aventureros. A larga distancia la isla de Kapas suena a los truenos de la tormenta que tiene lugar en tierra firme y a la llamada al rezo del almuecín procedente de la mezquita de Marang a unos 20 minutos en bote.

Tenemos que cuidar la naturaleza porque no es normal que lugares como Kapas queden pocos. Kapas se ha librado de las carreteras, del asfalto, de la contaminación ambiental y acústica de los vehículos de motor, de la construcción masiva e incluso casi de las tecnologías.

Los cuatro días que he pasado en Kapas han transcurrido a un ritmo totalmente pausado, apenas he mirado el reloj. Me he sentido dueña de mi tiempo, única responsable de escribir las páginas de mi vida y totalmente alejada de los quehaceres impuestos por la sociedad. En parte este era el objetivo de los 105 días de viaje. Sigue leyendo

4. Kuala Terengannu: de camino a Kapas

 

Ayer por la noche crucé la frontera entre Singapur y Malasia. No lo hice sola sino rodeada de ordas de camiones, coche, motos, buses, rodeada de miles y miles de personas que viven en Malasia porque es más barato pero trabajan en Singapur porque el salario como mínimo se triplica.

Mi primera parada en Malasia tras un bus nocturno de 9 horas es Kuala Terengannu. El cambio más llamativo respecto al país vecino es que predomina la religión musulmana, la gente no habla inglés muy bien y hay un cierto ambiente de parsimonia elevada al cuadrado.

Y mi primera reflexión del viaje es que mi capacidad de sorpresa ha disminuido. Visité la mezquita de cristal de Kuala Terengannu pero después de haber visto las super mezquitas de Abu Dhabi, Estambul, Casablanca y Nueva Delhi, esta mezquita de cristal se me quedó corta. No es fea y tiene el detalle de que está sobre el agua pero no puedo evitar comparar con lo vivido anteriormente.

Tras esta reflexión no me he atrevido a visitar la mezquita flotante que está al otro extremo de la ciudad pero te animo a que vayas y tengas tu propia opinión. Para ello lo mejor es alquilar una moto, los autobuses en Kuala Terengannu son muy lentos, como ejemplo, 5km=50 minutos.

Lo más divertido de Kuala Terengannu es el arte urbano que está en el barrio chino, exactamente en Sigue leyendo

1-3. Singapur: comienza la aventura

 

Tengo la sensación de que Singapur ha crecido más en los últimos 50 años de independencia que muchos países de África y latino América en toda su vida. El caso es digno de estudio, pasar de unos cuantos pueblos de pescadores a convertirse en un punto estratégico del comercio marítimo y el mundo financiero. Singapur, ciudad-estado, es enana pero han sacado el máximo beneficio a los recursos que ofrecía este trocito de tierra. Hay voces que dicen que Singapur es gobernada como si se tratara de una gran empresa.

Pero Singapur nunca hubiera llegado hasta aquí sin la mano de obras de indios, malayos y chinos lo que ha dado lugar a una ciudad multiracial con barrios culturalmente bien diferenciados pero donde todos conviven con absoluta normalidad, o al menos eso percibo. Tal es la influencia de estas comunidades que Singapur tiene 4 idiomas oficiales: tamil, inglés, malayo y mandarin.

Kampong glam

Este es el barrio musulmán que fue asignado a los comerciantes árabes y está diseñado en torno a la Mezquita del Sultán. No se puede considerar un getto pero se respira el ambiente en los restaurantes libaneses o turcos o egipcios y en las tiendas de textiles.

Distrito financiero

También conocido como Merlion, este barrio parece un corta y pega de una porción de Nueva York, para mi gusto y sorpresa Sigue leyendo

Etapas de Amsterdam a Bruselas en bici

¿Cómo planificar el viaje? ¿Dónde dormir?

A tener en cuenta antes de leer el artículo: esta no es la ruta más corta pero si me parece una ruta pintoresca porque te permite ver muchos tipos de paisajes y pasar por ciudades que merecen un alto en el camino. En Holanda sopla mucho viento así que tu velocidad, la media de los km por hora que vas a pedalear se reduce. En la entrada y salida a ciudades grandes se pierde mucho tiempo callejeando.

Amsterdam – Marken – Volendam – Edam: 27km (incluye ferry de Marken a Volendam).

Saliendo de Amsterdam por el camping de Zeeburg, esta etapa transcurre 100% por entorno rural y pueblos pesqueros que bien merecen una parada larga. Los carriles bici cruzan huertos, praderas e incluso van un tramo por encima del mar para llegar a la isla de Marken.

Edam – Molinos de Zaanse Schams – Spaarnwoude: 54km (incluye ferry para cruzar en Nauerna)

Lo más llamativo del día es Zaanse Schams que aunque es extremadamente turístico sirve para hacerse una idea de cómo era la vida tradicional de Holanda en el SXIX donde los molinos eran utilizados para la fabricación de aceite, pintura, papel, cortar madera, para bombear agua… Se conservan casas y talleres a modo de museo y varios molinos pegados al lago.

Spaarnwoude – Haarlem – Keukenhof – Lisse – Noordwijk aan Zee: 45km

Hoy es el día que soñé pedaleando por las plantaciones de tulipanes. Entre Haarlem y Lisse hay muchos caminos, lo mejor es que preguntes a los holandeses cuál son los más apropiados. Es una espectáculo de colores que la naturaleza nos brinda. Hay extensiones que mezclan el rosa, el rojo, amarillo, naranja… ni el arco iris tiene tantos colores.

Noordwijk aan Zee – Leiden – Kinderdijk – Landhoeve camping: 65km (incluye ferry en Capelle aan den IJssel)

“Cuando sopla el viento unos corren a esconderse y otros se ponen a construir molinos”. Los holandeses lucharon contra el mar y poco a poco le fueron ganando terreno dando lugar a un paisaje lleno de polders. Evitar las inundaciones era el principal reto así que construyeron molinos para bombear el agua. Kinderdijk es la zona de molinos de Holanda que más me ha impresionado, casi 20 molinos que se conservan en buen estado.

Landhoeve camping – Dordrech – Breda: 54km (incluye ferry en Papendrech)

Era 27 de Abril, cumpleaños del rey de Holanda, y estaba emocionada por celebrar en Breda “the King’s day”. Las ciudades se llenan de música, fiesta, en los pueblos pequeños había desfiles, la gente, casas, jardines y balcones todos impregnados de color naranja y de los colores de la bandera de Holanda. Tuve la suerte de pasar el día con holandeses así que disfruté al máximo.

Breda-Amberes: 52km

Como no tenía mapas tiré por el camino más fácil, un carril bici pegado a una carretera con poco tráfico. Di una vuelta rápida por Amberes pasando por la plaza mayor y el castillo Het Steen y por la tarde aproveché para probar la cerveza belga, rica rica!!

Amberes- Malinas- Bruselas: 50km

La sorpresa del viaje porque nadie me había hablado de él y no había leído nada en internet fue el pueblo de Malinas, merece la pena pasar por lo menos una mañana. De estructura me pareció medieval, de colores coquetos y aristas bien definidas. Como era sábado había puestos de comida en la plaza del mercado y aproveché para probar productos de la zona.

Bruselas es una ciudad incómoda para la bici y mas en un puente donde está llena de turistas así que me límite a ir a la estatua del niño meón para hacerme la foto de fin de viaje y objetivo cumplido!!!!!!!! 😀 😀 😀

¿Dónde dormir barato en Myanmar?

 

Supongo que la situación no habrá cambiado mucho. En 2016 la relación calidad-precio de los alojamientos en Myanmar no era envidiable. Me dio la sensación de que no depende de cuánto pagues sino de que la infraestructura del país para el turismo todavía era un poco precaria. En general los alojamientos son más caros que en los países vecinos. Viajé en Febrero, no reservé con antelación y sobre la marcha encontré alojamientos limpios, bien ubicados y asequibles a mi bolsillo.

Shwe Nani guest house”, Bagan

8$ dormitorio compartido sin literas. El bus nocturno llegó a las 6.30AM y me dejaron quedarme en un sofá del hall y hacer el check-in a las 8AM. Está bien ubicado en una calle principal y enfrente de una tienda de bicis baratas para recorrer los templos. Desayuno bastante completo con dulce, tostadas, fruta y te/cafe.

“Song of the travel”, Nyaung Shwe (Lago Inle) Sigue leyendo

¿Donde dormir? En bici de Amsterdam a Bruselas

Teniendo en cuenta que hice el viaje en Abril y que la temperatura por la noche puede caer hasta los 4 grados, fui alternando alojamiento en camping, granjas, hostels y couchsurfing.

Camping Zeeburg (Amsterdam), 12 euros

El camping está pegado a un lago, tiene supermercado, cocina común e incluso el sábado había baile de salsa por la noche. Desde el camping al centro de Amsterdam con la bici hay un agradable paseo de 6km.

Camping Blauhek (Spaarnwoude), 10 euros

Esto es una tranquila granja Sigue leyendo