5-8. ¿A qué suena la isla de Kapas?

 

A muy corta distancia la isla de Kapas suena a un coco que cae de la palmera, al salto del pez que interrumpe tu brazada y al sonido de las aves. A media distancia la isla de Kapas suena al motor de los barquitos que vienen con provisiones y más aventureros. A larga distancia la isla de Kapas suena a los truenos de la tormenta que tiene lugar en tierra firme y a la llamada al rezo del almuecín procedente de la mezquita de Marang a unos 20 minutos en bote.

Tenemos que cuidar la naturaleza porque no es normal que lugares como Kapas queden pocos. Kapas se ha librado de las carreteras, del asfalto, de la contaminación ambiental y acústica de los vehículos de motor, de la construcción masiva e incluso casi de las tecnologías.

Los cuatro días que he pasado en Kapas han transcurrido a un ritmo totalmente pausado, apenas he mirado el reloj. Me he sentido dueña de mi tiempo, única responsable de escribir las páginas de mi vida y totalmente alejada de los quehaceres impuestos por la sociedad. En parte este era el objetivo de los 105 días de viaje.

En Kapas cada día empezaba abriendo la tienda de campaña y caminando exactamente 26 pasos directa a zambullirme a nadar en aguas cristalinas. Después, mi pancake con banana y zumo de naranja. El resto del día consistía en hacer snorkel o kayak o volley playa o socializar o leer o escuchar música o ver la vida pasar en la hamaca.

Ganancias vs pérdidas, positivo para las ganancias. Me explico, el paraíso tiene un precio económico irrisorio ya que el bus desde Kuala Terengannu a Marang cuesta 2R=0.40€, el bote ida y vuelta a la isla de Kapas 40R=8.17€ y el camping 15R=3€ por noche (llévate tu colchoneta o alquila).

Pero es cierto que las comodidades son muy limitadas ya que no dispones de una ducha cerrada o de un bater como el de tu casa o de un supermercado donde comprar todo lo que te apetece pero ¿a quién le importa eso estando cuatro días en el paraíso? A mi no.

La isla de Kapas atrapa pero yo tengo mi objetivo claro y por mucho que me haya enamorado del lugar, mi viaje y vida continúan.

Anuncios

Un comentario el “5-8. ¿A qué suena la isla de Kapas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s