48-49 Rishikesh: hinduismo, yoga y turismo

 

Tras unas semanas locas con cambios culturales, religiosos y mutaciones constantes del paisaje más clima, llego a Rishikesh con ganas de descansar a orillas del río Ganges pero ay! ilusa, que aquí también pitan. Si las fotos emitieran sonido, ahora mismo estarías tapándote los oídos.

De nuevo un trayecto a priori corto se ha convertido en pesadilla por retraso del tren y el mal estado de la carretera para el bus. Prepárate mentalmente para 240km en 8 horas. ¿Cómo llegué a Rishikesh?

  • Tren desde Nueva Delhi a Haridwar en segunda clase, 170 rupias.
  • Bus desde Hariadwar a Rishikesh, 35 rupias
  • Tuk tuk compartido de Rishikesh a Laxman Jhula, 20 rupias.

Los dos primeros días los he aprovechado para visitar Risikesh y comprobar que el ashram que me habían recomendado para el retiro de yoga cumplía mis expectativas. Oriéntate: Sigue leyendo

Anuncios

42-43 Srinagar: la joya de Cachemira

 

Son sólo 300km y sin embargo se siente como si hubiera cambiado de país. Tras dos semanas en Ladakh más próxima al Himalaya, ahora me siento un poco desubicada en Cachemira por el fuerte contraste de paisaje, religión, fisonomía y vestimenta de la población.

A pesar de que Srinagar (capital de verano del estado de Cachemira) es un lugar único en India, son pocos los turistas que vienen a esta zona por la mala prensa de la ciudad respecto a los conflictos con Pakistán. Los atardeceres leyendo en el embarcadero de cualquier house boat en mitad del lago Dal te deberían servir de excusa para venir a Srinagar y olvidarte de los prejuicios.

Otro orgullo de la ciudad son sus jardines Muhal y para llegar a ellos desde el lago Dal tienes que coger unos jeeps compartidos por 10-20 rupias el trayecto.

Los primeros jardines que visité son los de Shalimar Bagh, construidos hace mas de cuatro siglos por el emperador para su mujer. Los jardines conectan bajo tierra con el lago Dal Sigue leyendo

24-26: McLeod Ganj, la fe mueve montañas

 

No estoy soñando, escasos días me separan de irrumpir en la cordillera del Himalaya. Detrás de todos esos picos está el apodado techo del mundo, Tibet. En uno de mis múltiples delirios me imagino emulando la hazaña de Heinrich Harrer “Siete años en el Tibet” colándose en el país de las nieves por la puerta de atrás.

Lejos queda ese Tibet en el que las distancias se medían por los días que tardabas en llegar andando de un sitio a otro. Hoy el Tibet de los relatos que nos enamoraron ya no existe. En este siglo los relatos no hablan de aventuras sino de cómo el férreo control chino ha transformado Tibet, “Viaje a los dos Tibet: de Lhasa a Dharamsala”.

Lo más cercano que podemos conocer de Tibet está en este rincón de India, en el barrio de McLeod Ganj (Dharamsala), donde se estableció el gobierno tibetano en el exilio y donde está la residencia del Dalai Lama. Aunque si te digo la verdad, cuesta evocar Tibet porque lo que te encuentras son cuatro calles llenas de hostels, restaurantes, ruido y mucha gente.

En el Museo Tibetano a través de fotografías y documentales se puede conocer la historia de los miles de tibetanos que llegaron a McLeod Ganj tras cruzar el Himalaya a pie durante Sigue leyendo

22-23: Amristar, el corazón de los sikhs

 

Los días pasan pero para mí todos son sábados. Cada día estoy más contenta de haber cruzado la línea entre el deber de trabajar y el querer viajar durante cuatro meses. Pisar por tercera vez la India es un aluvión de emociones.

Desde la primera vez que escuché hablar de los siks en Nueva Delhi han pasado cinco años. Me llamó tanto la atención que apunté en mi lista de pendientes el templo dorado de Amristar que para los sikhs es como La Meca o El Vaticano y para mi es el sitio mas espiritual de India.

Para entrar en el templo dorado de Amristar hay que cubrirse la cabeza y las piernas seas hombre o mujer, hay que dejar los zapatos en unas estanterías y hay que lavarse los pies. Desde tu entrada al templo te acompañará una música de fondo que convierte el ambiente en relajante.

En el centro del lago está el templo dorado y las colas para entrar son interminables a cualquier hora del día. En el lago veréis a los hombres bañarse (para las mujeres hay Sigue leyendo

Itinerario de viaje por La India

Para mochileros, ¿dónde dormir?

Cuando planifiques un viaje a India primero piensa en la basta extensión del territorio, más o menos de punta a punta puede haber 4200km. Esto quiere decir que abarcar el mapa entero no es posible ni en una semana ni en dos vidas.

Si dispones de poco tiempo intenta visitar sitios “cercanos” para así no perder tus vacaciones en los transportes. Por ejemplo, Goa está a 600km de Mumbai pero el tren tarda 12 horas. Si tienes presupuesto para el avión estupendo pero también se pierde bastante tiempo con ir al aeropuerto dos horas antes, recoger maletas, llegar al hotel…etc

Las diferencias culturales, climatologicas, sociales y monumentales entre las distintas zonas del país son abismales así que piensa qué tipo de viaje quieres hacer: si estás preparado para aguantar caos y miseria, o si prefieres playa o montaña o si prefieres templos o animales…

Mi recorrido por el sur fue este, os dejo unos links con los artículos sobre los sitios que visité:

Munnar: entre plantaciones de té
Hampi: el ultimo reino hindú
Norte de Goa: si no fuera por ti…
Sur de Goa: llévate en tu bicicleta
Alleppey: la Venecia India
Kerala: ¿visitar o no visitar Fort Kochi?
En tren de Ernakulam a Madgaon
Mumbai: un pasado británico

Mi recorrido por el norte fue este, os dejo unos links con los artículos sobre los sitios que visité:

Varanasi: vida y muerte
En tren de Nueva Delhi a Varanasi
Agra: el Taj Mahal
Nueva Delhi: de tumbas musulmanas a templos hindus
Nueva Delhi: los sikhs en Gurudwara Bangla Sahib
Old Delhi
Jaipur: la ciudad Rosa
Jaipur: el fuerte de Amber

India: ¿Dónde dormir barato?

 

Buscar alojamiento en India a buen precio es fácil siempre y cuando seas consciente de que estas en un país donde las comodidades no son las mismas que puedes encontrar en Europa.

Palolem (Goa): Castle Guest House, 8$/noche, dormitorio.

Reservé vía booking con bastante anticipación porque suele estar lleno. No está a pie de playa pero me cautivó la piscina y el patio donde sirven el desayuno buffet incluido. A Palolem andando se tarda 10 minutos y a la playa de Patnem 5 minutos.

Candolim (Goa): Gabriel’s guest house. 20€/noche, habitación doble. Sigue leyendo

Munnar: entre plantaciones de té

¿Dónde dormir barato en Munnar?

He pasado varios días caminando por un lugar donde toda la paleta de colores del tono verde está presente en un paisaje impregnado hasta el infinito de plantaciones de té que encajan a la perfección cual rompecabezas. La montaña, el té, el buen olor y las no aglomeraciones de Munnar hacían que por momentos pensara que no estaba en India.

De los tres días que estuve en Munnar uno de ellos me apunté a una caminata con un guía local para aprender sobre el proceso de elaboración del té y cual fue mi sorpresa que de un sólo tallo de hojas sale el té blanco (brotes más jóvenes), el té verde (hojas menos jóvenes) y el té negro (dicho de mala manera, las peores hojas).

Las plantaciones de té se remontan a la época de los colonos británicos que venían de vacaciones a Munnar y pronto se dieron cuenta de que las colinas y el clima eran ideales para el crecimiento del té. Comenzaron la tala de árboles que trajo consigo la extinción de animales (ya no es tan fácil ver elefantes) pero convirtieron las plantaciones de té en el motor económico de la zona.

India es el segundo productor mundial de té, ¿pero a qué precio?. Sigue leyendo

Hampi: el último reino hindu

¿Dónde dormir barato en Hampi?

Me encuentro en Hampi rodeada de las ruinas de la antigua capital del reino de Vijayanagar, en medio de un paisaje esculpido por las rocas de granito.

El templo de Virupaksha dedicado al dios Shiva fue el único que quedó intacto tras el saqueo que sufrió la ciudad y siglo tras siglo ha perdurado como un centro de peregrinación. Enfrente de este templo se extendía un bullicioso bazar con todo tipo de alimentos, aves, animales e incluso diamantes y piedras preciosas, así lo relataron los portugueses a su paso por Hampi.

Siguiendo el curso del río se llega al templo Vittala donde tras un golpecito en cualquiera de los siete pilares resuena música propia de instrumentos de cuerda, viento o percusión. Los británicos también pasaron por Hampi y cortaron dos de los pilares para descubrir de donde salía la música pero no encontraron nada.

Para llegar a los rincones de Hampi en los que parece que el tiempo se suspendió hay que Sigue leyendo

Norte de Goa: si no fuera por ti…

¿Dónde dormir barato en Candolim?

Situémonos en los 60’s: el Norte de Goa era el final del hippie trail, el último punto de la ruta de aquellos que buscaban aislarse de occidente para centrarse en un mundo espiritual de paz y amor rodeados de drogas, sexo y gurús.

Situémonos en el S.XXI: Calangute, Anjuna y Arambol han visto como han evolucionado sus visitantes, pero literalmente, siguen siendo la meca del desmadre: decibelios descontrolados, motores que rugen, playas atestadas, casinos, drogas…

Sin embargo yo viví el Norte de Goa de forma distinta. Si no fuera por Anand, no hubiera terminado bailando Bollywood en el patio de un restaurante de la playa de Candolim, probablemente tampoco hubiera probado el Gulab Jamun ni hubiera ido al Aguada Fort en moto en plena noche estrellada.

De camino al aeropuerto decidimos parar en Panjim, la capital del estado de Goa y antigua capital de todas las colonias que establecieron los portugueses hace más de 500 años con el objetivo de alzarse con el control del comercio de especias.

“Quien ha visto Goa no tiene que ver Lisboa” Sigue leyendo

Sur de Goa: llévame en tu bicicleta

¿Dónde dormir barato en Palolem?

Mi primera experiencia en Goa fue ver amanecer en el trayecto que hicimos en moto desde Madgaon hasta Palolem. Lo considero un lujo de bienvenida, al igual que el chai que nos tomamos en la cuneta de la carretera por la que fuimos 40km casi en soledad, respirando un aire muy distinto al del resto de India.

En Palolem nos esperaba un desayuno a pie de playa y un largo arenal con bungalows por el que pasear con los primeros rayos de sol. Varios días se sucedieron entre palmeras, kayak, restaurante tibetano, la calle del mercadillo y las veladas nocturnas con música en directo y karaoke.

Desde Palolem se puede ir caminando a la playa de Patnem cruzando una pequeña colina. Patnem es menos pintoresca pero también menos masificada, ideal para hacer yoga y retirarte tras una puesta de sol de infarto!!

A una distancia asequible en moto desde Palolem está la playa Sigue leyendo