Fez: la vida dentro de la medina

¡Qué ciudad! Fez, apasionante. Llegamos por la noche y entramos a la medina por una de las 14 puertas, Bab Bou Jeloud.

Las terrazas en lo alto de los restaurantes son un buen sitio para escuchar el incesante bullicio de la ciudad y cenar un plato típico árabe, rico cous cous de pollo y té con hojas de hierbabuena. Dentro de la medina de Fez hay 187 barrios separados por arcos.

Todos tienen mezquita, una fuente porque años atrás el agua no llegaba a las casas, una guardería y un hamman, baño público.¿Te imaginas que tienes que llegar virgen al matrimonio y tu futura suegra te invita a ir al hamman para verte el cuerpo y contárselo a tu futuro marido? ¡Pues eso pasa!

Bab Bou Jeloud

En uno de los barrios visitamos la medersa Bou Inania, una antigua escuela coránica. Hoy es un lugar de culto donde los musulmanes acuden a rezar cinco veces al día.
 
Esto me pareció curioso: hay una señal que advierte de que si has comido ajo o cebolla no puedes entrar a rezar jajaja ¿Espantaría tu mal aliento al resto de fieles?
 
¿Por qué las mujeres rezan en una sala separada? Según él, no es por machismo sino para evitar las tentaciones durante los rezos y que los hombres estén totalmente centrados en la oración.

medersa Bou Inania

Día tras día, los comerciantes abren sus puestos, los compradores regatean, la gente aprovecha cualquier rincón para tomar un té que durará horas y horas…

Las callejuelas de la medina son un ir y venir de burros, el único transporte que se permite dentro de las murallas. Estos animales se usan para llevar bombonas de butano, mover comida y bebida, recoger la basura de las casas…

Los oficios también siguen anclados en el pasado. Artesanos del cobre y la plata o diseñadores de mosaicos siguen usando técnicas de antaño ajenos a todo tipo de tecnología. Se mantienen las farmacias de medicina tradicional ¿Limón de exprimir en las orejas si estás borracho? Estos marroquíes…

medina Fez

Pero sin duda el oficio y el zoco de Fez que más llama la atención es el del cuero.
 
Las pieles se meten en unos cubos llenos de cal y cacas de paloma para poder quitar el pelo. Después se meten de nuevo en unos cubos con tintes naturales para dar color. De ahí la piel pasa a los artesanos quienes diseñan el producto y…¡A comprar!

curtiduría Fez

Las apariencias engañan. Muchas de las casas de la medina de Fez tienen la puerta de entrada escondida en un callejón, fachada vieja y descolorida pero cuando entras dentro…¡Sorpresa!, un riad.

Nos quedamos a dormir en el riad Maison d’hotes Famille Tazi, barato y dentro de la medina.
 
El suelo brillaba de lo limpio que estaba. Las alfombras y las mesas de té le daban el toque árabe. Sillones alargados, paredes de azulejos que imitan mosaicos, patios interiores con plantas y una azotea perfecta para desayunar viendo Fez.

Maison d'hotes Famille Tazi

Ya me gustaba Marruecos pero después de ver Fez me gusta todavía más 🙂 y si lo haces en buena compañía mejor que mejor!

Casablanca: Aid al-Adha/Fiesta del cordero

Antes de criticar una cultura y/o tradición hay que conocerla desde dentro.

Amanece en Casablanca y no hay ni un alma en la calle. Hoy es un día de familia porque se celebra la gran fiesta musulmana a nivel mundial, el Aid al-Adha o Fiesta del cordero.

La fecha de celebración de Aid al-Adha cambia cada año basándose en el calendario lunar y tiene su origen en la historia del profeta Ibrahim quién se disponía a sacrificar a su hijo Ismael obedeciendo el mandato de Alá. Alá comprobó la devoción de Ibrahim y mandó sustituir a su hijo por un cordero.

Cordero Aid al-Adha

La familia con la que estuvimos estaba formada por el marido, la mujer, y tres hijos. Por cada familia se mata un cordero. En este caso son dos, el del padre y el del hijo casado. La fiesta del cordero es muy importante para ellos, tanto que por cada animal pagan entre 250-300 Euros, el equivalente a un sueldo mensual medio en Marruecos.

El sacrifio del cordero tuvo lugar en la azotea del edificio. Entre los varones de la casa sujetaban el cordero y el padre de familia fue el encargado de tomar el machete y degollarlo. Una vez que el animal se desangró, cogieron una bomba de bicicleta y lo hincharon para que fuera más fácil quitarle la piel.
 
El siguiente paso era cortarle la cabeza y las patas. A continuación las mujeres le sacaban las tripas. Aquí es cuando disimuladamente dejé de mirar porque era un poco…

Aid Al-Adha Fiesta del cordero

Una vez que el cordero estaba limpio lo colgaron de la pared. Más tarde la familia disfrutó de su comida en la azotea, bajo un toldo que mitigaba el sol abrasador de Casablanca.

Como curiosidad: hace poco estuve en Ceuta y tanto ahí como en Melilla, debido a la gran comunidad musulmana, se da un día festivo que disfrutan tanto musulmanes como españoles.

¿Os parece cruel la fiesta del cordero (por religión)? A mi sí, pero también son crueles las corridas de toros españolas (dicen que por tradición). ¿Os da asco ver las fotos de Aid al-Adha? A mí también me dio asco. Era yo bastante pequeña pero todavía me acuerdo de las tradiciones rurales españolas cuando se hacía la matanza de los cerdos de manera mucho más cruel. Eso sí que era sangrar y ver a un animal dando gritos.

Cordero aid al-adha

Conclusión: todas las culturas tienen su parte “fea”. Vuestras opiniones son bienvenidas, comentad justo aquí debajo.