61-62 Pushkar: las incongruencias de India

 

Otra historia que los hindúes se creen a conciencia: los dioses liberaron un cisne con una flor de loto en el pico. La flor cayó y en ese lugar el dios Brahma, creador del universo, hizo un sacrificio. Ese lugar era Pushkar y por ello se convirtió en ciudad santa del hinduismo.

La verdad es que tras haber estado en Varanasi, Rishikesh y Haridwar, la vida religiosa de Pushkar no me ha impresionado, más bien he quedado impactada por el boom de restaurantes, tiendas y extranjeros “fumaos”. Si vienes a Pushkar que sea para la feria del camello en Noviembre, eso si es único.

Pushkar me ha hecho pensar en las incongruencias de India. A orillas del lago no puedes caminar calzado porque es un lugar sagrado, sin embargo todos los animales pueden cagarse donde les plazca, eso no afecta a lo sagrado. Yo iba de puntillas, tenía la sensación de que Sigue leyendo

Anuncios

59-60 Jodhpur: el fin de la ciudad azul

 

Los relatos de Jodhpur que rozan lo romántico me hicieron pensar que iba embalada hacia la Pitufolandia de India pero encontré una ciudad, otra más, donde no han sido informados de que las papeleras se inventaron hace siglos y donde si bien es cierto que hay casas y tejados azules, estos están muy dispersos en el paisaje de manera que no llegas a tener un continuo sentimiento “azulón”.

Para encontrar el “azulón” de las postales tienes que callejear concretamente por el barrio que está a los pies del fuerte de de Mehrangarh

Antiguamente en Jodhpur las casas azules eran únicamente de la casta Brahmin (sacedotes hindues) pero poco a poco el resto de gente se copió. Pasaron los años y los indios, que pueden presumir de vocación destructora y deficiente visión turística, decidieron actualizar el estilo de sus casas a gris, verde, ladrillo…así que a día de hoy encuentras una casa azul seguida de Sigue leyendo

57-58 Jaisalmer: 4000km en India

 

A veces se hace balance del viaje contando los días desde que saliste de casa, otras veces cuentas experiencias, otras personas y hoy he querido contar kilómetros. La llegada a Jaisalmer marca los 4000km recorridos por India y lo que queda!!

Soy la típica suertuda que llega al desierto y le llueve. El propietario del hostel me contó que han tenido etapas de no ver el agua en varios años y tan pronto como cae una gota los habitantes de Jaisalmer y de los pueblos del desierto salen a celebrar una fiesta.

Jaisalmer es ese punto del mapa que queda en un extremo de India al que muchos por pereza no llegan, es el punto donde el desierto le quiere comer terreno a los pueblos y es el punto donde las carreteras terminan porque aunque Jaisalmer está pegado a Pakistan por aquí no se puede cruzar.

Son miles los kilómetros que he hecho en India y sigo encontrando sitios que me aportan cosas nuevas como Jaisalmer. La ciudad, que más bien parece un pueblo, tiene Sigue leyendo

56 Bikaner: a orillas del desierto del Thar.

 

Ayer tuve una crisis de las mías por el ruido, el descontrol, la gente y su manera de comportarse, de esto que dices ¡no puedo más! Pero en India tan pronto te sientes así, como coges un tren 15 horas, duermes toda la noche y te levantas con nueva motivación.

Mi nuevo sitio no tiene nada que ver con el anterior, de nuevo aunque sigo en India siento que he vuelto a cambiar de país. Del Ganges y las montañas de Rishikesh he pasado a Bikaner, al desierto y a una ciudad donde los camellos son uno más en las calles.

Bikaner es mi alto en el camino para partir el viaje hasta la lejana ciudad de Jaisalmer así que sólo pasaré 12 horas que son suficientes para llevarte una impresión decente de la ciudad y no cansarte.

La parte antigua de Bikaner es puro estado de Rajastan con bazares ruidosos, vacas, gente con peculiaridades raciales y basura a montones. Nada placentero para caminar si no fuera por algunos havelis que están reformados y ahora son hoteles.

Este barrio de Bikaner iba de marwaris, Sigue leyendo