Camino de Santiago. Etapa 30. Barbadelo – Gonzar (26 km)

Esto es histórico. He podido dormir sin despertarme en toda la noche así que empiezo con energía. Aunque el otro día perdí mi linterna, desapareció ladera abajo, salgo del albergue a oscuras. Un peregrino vio mi cara de “oh, socorro, voy a perderme” y me regaló una linterna que le sobraba.

La parte positiva de madrugar es que día tras día disfruto de un nuevo amanecer en un sitio diferente. La parte negativa es que tan pronto no hay nada abierto para desayunar. Hoy no he encontrado un bar hasta 8km después de salir pero no fui la única.

Suena mi móvil a las 8am. Es Joanna que viene detrás “¿Ves algún Bar? Tengo hambre”. A los diez minutos, terracita y todos los peregrinos a desayunar. Esta parada me hizo ilusión porque me encontré con gente que no veía hace cuatro días. Ellos también forman parte de mi historia en el camino.

Amanecer Barbadelo

Sigue leyendo

Anuncios