El Cairo: hasta el atardecer

Aquí puedes encontrar precios, alojamientos y otras recomendaciones.

Durante todo el viaje, mientras visitaba templos, tumbas y demás,alguien añadía la coletilla: “y esto lo podéis ver en el Museo del Cairo“. ¡No me lo podía perder!

Me sorprendió ver tantos tesoros bajo el mismo techo y a la vez tantos tesoros desprotegidos de las manazas de los turistas porque literalmente tu mano puede tocar los cientos de sarcófagos de miles de años de existencia que se apiñan en las salas. Y tirando de exageración, el Museo del Cairo por dentro parece más antiguo que las pirámides de Giza. Paredes descoloridas y trozos caídos le dan a la visita un toque especial.

La sala más visitada del museo es la del tesoro de Tutankamon. La historia en si misma me parece incluso más emocionante que ver el tesoro. Me da envidia lo que sintió aquel arqueólogo francés cuando: “Por un momento, quedé aturdido por la sorpresa. ¿Puede ver algo?. Sí, cosas maravillosas”.

Y es que llegó a la tumba de Tutankamon en 1922 encontrando no sólo el sarcófago sino cientos de Sigue leyendo

Anuncios