El Cairo: reflexiones de una principiante

Aquí puedes encontrar precios, alojamientos y otras recomendaciones.

Es más fácil frotar una lámpara y que salga un genio que encontrar un taxista honesto en El Cairo. Los intento evitar porque me taladran la cabeza con el regateo y no me fío pero cuando llegas al aeropuerto por la noche, no te queda otra. En este caso fueron 200 libras (unos 9€) y la impresión de que en El Cairo siempre hay atasco sea la hora que sea.

El libro “Taxi” de Khaled Al Khamissi deja entrever que además de taxistas y timadores son humanos que sienten y padecen “Divido mi día en tres partes: una para el taxi, otra para mi mujer e hijos y otra para pescar en el Nilo y purificar mi alma”. No obstante, yo siempre que puedo cojo el metro de El Cairo por 2 libras y voy tan a gusto en el vagón de mujeres.

En El Cairo esperaba ver menos chilaba en ellos, más melena al aire en ellas y ninguna mujer cubierta totalmente. Sin embargo, el primer viaje en metro y furgoneta me hace cambiar de idea. Sigue leyendo

Anuncios

Turquia: las mezquitas de Estambul

“Las mezquitas son nuestros cuarteles, las cúpulas nuestros cascos, los minaretes nuestras bayonetas y los creyentes nuestros soldados”.

Esta cita viene al hilo de la cantidad de mezquitas que he visto en Estambul porque aunque no las busques se ven en cualquier recobeco de la calle, se ven desde el tranvía o desde los barcos que navegan por el Bósforo.

Si hay un sonido que defina a Estambul es ese que se escucha cinco veces al día cuando desde todas las mezquitas a la vez, altavoces a la máxima potencia, llaman al rezo. Sin meterme en el contenido del mensaje, me parece un sonido agradable y relajante.

Si eres sordo no te preocupes porque en cada mezquita hay un panel informativo con las horas del rezo y para los más modernos también se dispone de una aplicación para el móvil.

Ni estando en Estambul toda una vida tendrías tiempo de ver todas las mezquitas así que os dejo una lista de las que más me han gustado.

Sigue leyendo