Despedida con sabor agridulce

Despedida con sabor dulce porque después de un año vuelvo a ver a mi familia y amigos…¡Me muero de ganas!

Despedida con sabor amargo porque en menos de 72 horas dejo atrás un México acogedor que me ha hecho sentir como en casa. Un México que me ha hecho crecer como persona. Un México que me ha dado lo mejor que tiene: su gente, sus paisajes, su música, su comida y mucho más.

Tenampa ¡Viva México!

No todo ha sido coser y cantar. Lidiar con los taxistas timadores y con una sociedad altamente machista a la par que clasista no siempre fue fácil. Aún con todo y con eso, el sabor de boca que deja México es excelente. Sin duda, México me ha dado una buena lección y es que no puedes juzgar a un país por las noticias que salen en la televisión o en la prensa.

La idea del blog era transmitir que México es mucho más que crímenes, drogas y secuestros. La idea era transmitir que México es un país que hay que vivirlo desde la península del Yucatán, pasando por selva chiapaneca, siguiendo por la cultura indígena de Oaxaca hasta el caos de su capital DF.

La vida sigue. Nuevos proyectos, vivencias e ilusiones vendrán. Hoy, más alto que nunca…¡Viva México! ¡Viva!¡Viva!¡Viva!¡Viva!¡Viva!¡Viva!¡Viva!

Anuncios

Mexico DF: ¡Gora San Fermín!

1 de Enero, 2 de Febrero, 3 de Marzo…casi me pilla el toro y escribo este artículo al año que viene.

¿Quién iba a decirme a mí que la primera vez que celebraría San Fermín sería en México y no en Pamplona?Sábado 7 de Julio, vestida para la ocasión, me apunté con más españoles a una comida en la casa vasca de México DF. Llamó mi atención que el sitio se fundó en 1907, hace muchos años!

376566_10151068293526203_1383683739_n

Aquí se suelen reunir los vascos y méxicanos descendientes de vascos para jugar sus partidas de mus, jugar pelota vasca, cenar… Me gustó mucho el sitio y el ambiente. Es una buena iniciativa! El menú prometía. Sopa de cocido, bacalao al ajoarriero y rabo de toro. Por último helado y bizcocho. Módico precio 250 mnx =15 euros 😀

También hubo sorteos de vino y quesos. Quien tiene un queso tiene un tesoro. Eso podríamos decir en México donde los precios de un queso español en el super mercado son casi prohibitivos.

208919_10151095763666532_1847659942_n

Huasteca Potosina

Primero de todo, dar las gracias a Adolfo y a Soraya porque nos abrieron las puertas de su casa como si fuéramos parte de la familia

Nos hicieron disfrutar mucho de la huasteca potosina y me quedó claro que la mejor forma de conocer México es relacionándote con los mexicanos.

Cascada de Tamul. ¿Cómo llegar?

  • Bus en Ciudad Valles hasta el cruce del Sauz.
  • Una vez en el cruce, autostop hasta Tanchachín (16km) donde está el embarcadero que te dirige a las cascadas.

En este caso, un matrimonio dedicado a la ganadería y al cultivo de caña de azúcar nos llevó en su camioneta. Además tenían un restaurante y un camping al lado del río donde nos comimos un pescado llamado mojarra con arroz y ensalada, unos totopos más las bebidas por 5 euros.

Tamul

Esto es Tamul pero debido a la sequía de algunas zonas de México este año se ha secado así que en vez de completar el recorrido en barca sólo llegamos hasta una cueva donde te puedes bañar. Nosotras hicimos el trayecto en barca (1h ida, 1h vuelta) con una gran familia mexicana y después, gracias a ellos, pudimos volver en coche hasta el cruce.

Al día siguiente conocimos a una pareja de canadienses que también eran alojados por Adolfo y Soraya. Nos levantamos pronto y nos fuimos todo el grupo a recorrer la cascada de Tamasopo y el puente de dios: métete en el río, nada hasta la cueva, atraviésala y saldrás a un cenote, en medio de la jungla, rodeado de lianas y una cascada.

Puente de Dios

¡Qué hambre! Comimos en una casa donde una señora llevaba años y años preparando masa de gorditas y rellenándolas con queso, huevo, frijol y diferentes salsas. Un sitio muy agradable donde puedes experimentar el verdadero sabor de México.

Nos encanta la Huasteca y todavía nos quedan sitios por visitar. Nos levantamos a las 6 de la mañana rumbo al sótano de las golondrinas.

Una agujero en medio de la montaña de 350 metros de profundidad donde viven golondrinas y pájaros tropicales. Al amanecer, cuando la luz entra en ese bestial agujero, los miles de pájaros salen a la vez. Una vez más la naturaleza nos la jugó porque el día estaba nublado y los pájaros no querían salir.

CaveofSwallowsinSanLuisPotosMexico2

Este día también visitamos Xilitla donde están los jardines de Edward James. Estructuras abstractas y subrealistas que puedes trepar y observar la jungla desde lo alto. ¡¡Muy recomendable!!

El final del viaje se acercaba y debido a la avalancha de turitas no había boletos de autobus de primera clase. Tal que sin más remedio, nos montamos en segunda clase y 10 horas de viaje dando saltos por carreteras secundarias nos llevaron de vuelta a la capital. No paraba de subirse gente e incluso algunos que no tenían sitio decidieron tumbarse en el pasillo y dormir. ¿Cómo lo consiguieron? no lo sabemos.

grupo

La hausteca potosina es una zona estupenda y todo áquel que le guste la naturaleza puede encontrar ahí un diamante en bruto. Eso sí, en Semana Santa no esperes estar solo en semejantes parajes.

La gran cena griega: Agapi mou

Aprovechando que Mario estaba por aquí decidimos ir a un restaurante griego “agapi mou” del que me habían hablado muy bien para ir en plan grupo.

El interior me recordó mucho a Santorini con las paredes terminadas en arco redondo, todo blanco y azul. ¡Llega la carta! Uno de mis platos preferidos es el saganaki, un queso frito que para empezar está muy bien junto con una ensalada. Después casi todos pedimos mousaka, plato griego por excelencia.

332588_10150460146524024_675594023_8497315_1874830456_o

Pero lo mejor estaba por venir porque en este restaurante no solo se aprende de comida griega también hay que bailar Sirtaki. He aquí el arte que derrochaban los becarios y Mario que como buen griego era el único que no daba pisotones a los demás.

SAM_2824

Esto no termina aquí. Resulta que Bárbara celebra el cumple dos veces al año, esta vez al estilo griego. Una vez que te comes la tarta, zas zas zas, tiras el plato al suelo. Bueno, la verdadera tradición griega es tirar los platos al grito de “OPAAAAAAAAAAAAAAA” cuando termina el banquete de las bodas.

329084_10150556861896203_610516202_11285411_487355131_o

Y para despedirnos, nosotros y los de la mesa de al lado cantamos el “cumpleaños feliz” pero no en español, no,no,no. ¿Qué os creéis? Los becarios somos capaces de cantarlo en griego, eso sí, con la letra que nos dejaron los camareros.

Να ζήσεις Barbara και χρόνια πoλλά
Μεγάλη να γίνεις με άσπρα μαλλιά
Παντού να σκορπίζεις της γνώσης το φως
Και όλοι να λένε να μία σοφός

Guanajuato

Otro fin de semana puedes aprovecharlo para ir a Guanajuato también considerada como una de las principales ciudades coloniales.

Y para empezar el día subimos al mirador de Pipila. Pero no os voy a engañar: subimos en el teleférico. Desde la cima hay una panorámica bastante buena de Guanajuato desde donde se ven las coloridas casas y las montañas que rodean la ciudad.

La bajada decidimos hacerla andando para recorrer las callejuelas y llegar al teatro Juárez. Este teatro tiene un diseño totalmente europeo. Y es que Guanajuato es de las ciudades mas culturales de México. Aquí tiene lugar el festival Cervantino.

mirador pipila

Otro monumento que llama la atención de cualquier visitante es la catedral con sus fachadas totalmente amarillas. Una vez que pasas la catedral puedes dirigirte al callejón del beso, resultado de un amor escondido.

Pero sin duda el atractivo turístico más llamativo es el museo de las momias de Guanajuato el cuál se ha hecho con cadáveres que nadie ha reclamado. Si, como lo cuento. El cuerpo más reciente corresponde a 1973 y el más antiguo en torno a 1910. Algunos de ellos todavía conservaban pelo, dientes…

No doy más detalles pero sí decir que aunque la idea parece monstruosa a mí me pareció interesante ver el proceso de momificación. Incluso había cola para comprar la entrada.

DSC01483

Navidad en Cuetzalan

Unas navidades diferentes que Mario y yo hemos pasado en Cuetzalan (Estado de Puebla).

Sin duda, este pueblo va unido al adjetivo “pintoresco” al igual que su carretera va unida al adjetivo “grotesca” ya que es la primera vez que me mareo viajando. Si mal no recuerdo fueron unas 2 horas de curvas para llegar a este recóndito pueblo mágico.

Por la mañana nos levantamos pronto para hacer una caminata a dos cascadas y un mirador. Entre cascada y cascada esto nos encontramos, la jungla.

DSC01296

Tras la caminata y una comida exquisita, la niebla llegó a Cuetzalan y no impidió visitar las ruinas de Yohualichan. No se veía ni a un metro. Preocupados por cómo saldríamos del pueblo al día siguiente rumbo a el Tajín comenzamos a investigar para ver si la información que teníamos era cierta. Ante la pregunta: “Perdone, ¿Sabe si hay una combi mañana a Papantla?” Las respuestas que obtuvimos fueron de todo tipo:

  • La oficina de turismo:”Sí sale a las 8″.
  • El dueño del hotel: “Si, sale a las 5”.
  • El camarero: “Si, pero solo es a las 9”.
  • La señora de la estación:”No, eso no existe”.
  • Teléfono de información: “Lo siento no viajo mucho y no sé”.
  • La página web: no funciona.

Así es México, esto no es un caso aislado. En este viaje tuve la sensación de que no hablábamos el mismo idioma. Preguntar algo era un reto y obtener una respuesta acertada era como ganar la lotería, imposible. Conclusión: voy a aprender Nahualt para mejorar mi comunicación con los pueblos indígenas.

SAM_2814

Tras esta “clara” información nos dirigimos a la cena de nochebuena que fue estupenda. Una mesa para dos, en un balcón con vistas a la catedral y a la plaza. De primero, pasta cuatro quesos. De segundo, pollo con puré de patata y ensalada de manzana todo ello acompañado con vino. Por último, tarta y café. Todo por 12 euros, ¡México es un chollo!

A la mañana siguiente la niebla seguía y no nos dejaba ver absolutamente nada así que decidimos volver a México. A pesar de estar escondido, Cuetzalan no deja indiferente a nadie: senderismo, espeleología y ruinas esperan al visitante además de buena comida y danzas de voladores.

Nevado de Toluca

Para los que os gusta ir a la montaña los domingos, el Nevado de Toluca o volcán Xinantecatl es una buena opción.

Esta montaña es el cuarto pico más alto de México con 4558 metros. En este caso no llegamos a coronar la cima pero nos quedamos en 4100 metros desde donde se apreciaba todo el cráter del volcán y sus dos lagunas, la del Sol y la Luna.

Noté la altura muchísimo porque me dolían los oídos, se me hincharon las manos, el corazón funcionaba mucho más rápido y dar un paso me costaba… Todo esfuerzo tiene su recompensa y aquí os dejo la foto del premio.

290880_10150448288862753_636262752_8881682_1332162721_o

Esta semana he estado super contenta porque Mario ya ha llegado. Estamos preparando nuestros viajes de Navidad y Fin de Año. ¡Un beso a todos!

Día de muertos: Morelia y Pátzcuaro

Salgo de México DF, terminal de Poniente (Observatorio) a las 16.30. El bus me sorprendió para bien: dos plantas, espacio para estirarte como en el sillón de casa y algo de comida.

4 horas después llego a Morelia donde cojo un taxi y por primera vez me hago caca pensando que me iban a robar y solo se me ocurre preguntarle al taxista “¿Por qué estamos en una calle oscura y vacía? Usted no me a robar, verdad?” Era un taxis de los legales pero aquí es mejor no fiarse de nadie.

Llego al hostel y resulta que hay overbooking. No solo compartimos cuarto con otros viajeros sino que también compartimos cama. Me tocó con mi compi de piso así que no tengo ninguna queja, 2 noches=10 euros desayuno incluido. En México los sistemas de reserva de habitaciones funcionan mal, no hay control, jajaja. Por fin, me junto con el grupo y cenamos.

Día siguiente, visitamos Morelia (capital del estado de Michoacan). Lo que más me gustó fue una calle llena de altares con diseños de todo tipo.
 
Por la tarde, decidimos contratar un tour para visitar los pueblo de tribus Purépechas que se encuentran en las islas del lago Patzcuaro. Es aquí donde realmente se puede apreciar la celebración del día de los muertos en México.

Bien, empezamos el viaje con destino al embarcadero donde tomamos nuestra barca. Luna, estrellas y las siete islas del lago Patzcuaro iluminadas. Me encantó.
 

Llegamos a la isla donde nos reciben los Purepechas con pan de muerto, bailes y música. En México el día de los muertos no es triste, es una celebración porque según sus creencias, hay que celebrar que los familiares han pasado a mejor vida. Tras la visita, embarcamos de nuevo y empieza la verdadera aventura

En el medio del lago nuestra barca hace ruidos raros, bbrrruuffff bbrrruuufff hasta que se para. El conductor no tiene el teléfono de nadie así que recurre al viejo truco de hacer señales con una linterna hasta que pasado el rato nos vienen a remolcar. ¡Conseguido! Llegamos a otra isla, la de Janitzio con muchos más turistas, más tiendas…otro ambiente.

Nuestra barca parece que está reparada, montamos de nuevo y ahora resulta que la barca no avanza. De aquí en adelante no cuento más jeje porque la barca no dió para más.


Aunque no pudimos ver todo lo que queríamos, me lo pasé muy bien con mis compañeros de viaje.
 
He visto otra parte del país mucho más rural y con personas cuyos rasgos y costumbres son muy diferentes a la gente del DF. Otra sociedad completamente distinta.
 

Un besoteeeee y mucho cuidado si visitais las islas porque de los campos de maíz en la noche de muertos sale gente extraña, jajaajaja