Dubai, una ciudad ficticia

La mejor tarde que pasé en Dubai se la debo a Vero y Benja que serán bienvenidos en Madrid cuando quieran. 🙂

Y ahora voy a ser crítica con Dubai. La única conclusión que he sacado es que el dinero hace posible que se pueda levantar una ciudad moderna y sin encanto (cero encanto) en el más inmenso desierto y convertirla en icono mundial.

El edificio más alto del mundo, Burj Khalifa, tiene 829 metros y se puede subir en ascensor hasta los 442m, un piso 124. Desde arriba te das cuenta de que Dubai es una recta de rascacielos rodeada de polvo por un lado y agua por otro. Merece la pena ir al espectáculo de luces, fuentes y música que cada media hora tiene lugar enfrente del Burj Khalifa cuando cae la tarde.

burj khalifa

Impresiona, sí. Pero para ciudad de rascacielos me quedo con Hong Kong donde todos los rascacielos están situados en la misma isla y la sensación de grandeza es mayor.

A parte del Burj Khalifa, ¿Qué ven los cientos de turista que he encontrado? ¿Centros comerciales? ¿Acaso no hay en sus países de origen? Sigue leyendo

Anuncios