95 Katmandú: Swayambhunath o monkey temple

 

A pesar de que Buda nació en Nepal y de que vayas donde vayas se ven colgadas banderas de oración, resulta que el 80% de nepalis profesa el hinduismo. Las estadísticas, aunque son ciertas, son difíciles de creer bajo la mirada de un turista porque los templos más visitados son los budistas.

La parte buena de esta mezcla religiosa es que en Nepal conviven sin problemas ambas religiones. En todo el tiempo que llevo en Nepal ningún nepalí me ha hablado mal de alguien por motivo religioso cosa que si me pasó en India donde noté un cierto malestar entre los hinduístas y los musulmanes de Cachemira.

Después de Boudhanath supose que Swayambhunath no me impresionaría pero fui y comprobé que me equivoqué ya que desde esta estupa hay un buena panorámica de todo Katmandú gracias a que subes 365 escaleras y aunque las estupas son más pequeñas, el conjunto tiene su encanto. 😀

Como en la cosmovisión maya o la filosofía griega, en el budismo los elementos agua, tierra, aire y fuego también tienen un significado. Swayambhunath al igual que otras estupas está formado por una base cuadrada (tierra), una cúpula semiesférica (agua), una aguja cónica (fuego), una luna creciente (aire).

Swayambhunath se completa con los ojos de buda en la parte superior observando los puntos cardinales. Entre los ojos no está pintada una nariz sino el número uno en nepalí que simboliza la unidad y encima el tercer ojo que simboliza de la sabiduría.

Da la casualidad de que tengo un pequeño lunar entre los ojos y son muchos los indios y nepalís que me paran por la calle para decirme que soy afortunada, que tengo como un tercer ojo. ¡Qué fé la suya! 😀

Anuncios

92 Katmandú: la estupa de Boudhanath

 

Cuando viajamos por Asia nos quedamos estupefactos mirando las estupas sin saber que en sus orígenes eran únicamente montículos de arena que servían de tumbas. A pesar de que he visto muchas estupas por todo Asia, Boudhanath me impresionó por su inmensidad comparable a la estupa de la pagoda Shwedagon en Yangon y le otorgué el título de mi sitio favorito de Katmandú.

Dice la leyenda que la construcción de Boudhanath tiene sus raíces en una mujer que se acercó al rey a pedir un terreno para hacer una estupa. El rey le dijo que le daría el terreno que cupiera dentro de una piel de búfalo. La mujer cortó la piel de búfalo en delgadas tiras y con ellas circundó el área donde ahora se asienta Boudanath.

Por Boudhanath pasaba la ruta comercial que unía Lhasa (Tibet) con Katmandú y los comerciantes aprovechaban para Sigue leyendo