56 Bikaner: a orillas del desierto del Thar.

 

Ayer tuve una crisis de las mías por el ruido, el descontrol, la gente y su manera de comportarse, de esto que dices ¡no puedo más! Pero en India tan pronto te sientes así, como coges un tren 15 horas, duermes toda la noche y te levantas con nueva motivación.

Mi nuevo sitio no tiene nada que ver con el anterior, de nuevo aunque sigo en India siento que he vuelto a cambiar de país. Del Ganges y las montañas de Rishikesh he pasado a Bikaner, al desierto y a una ciudad donde los camellos son uno más en las calles.

Bikaner es mi alto en el camino para partir el viaje hasta la lejana ciudad de Jaisalmer así que sólo pasaré 12 horas que son suficientes para llevarte una impresión decente de la ciudad y no cansarte.

La parte antigua de Bikaner es puro estado de Rajastan con bazares ruidosos, vacas, gente con peculiaridades raciales y basura a montones. Nada placentero para caminar si no fuera por algunos havelis que están reformados y ahora son hoteles.

Este barrio de Bikaner iba de marwaris, Sigue leyendo

Anuncios