Itinerario de viaje a Egipto

 

Nos venden Egipto como si fuera un destino solo accesible en crucero y con todo organizado pero te prometo que también se puede recorrer con bajo presupuesto y por tu cuenta. También nos venden, especialmente desde hace unos años, que es un país inseguro y sin embargo yo he viajado muy tranquila y sola.

Para que te animes a ir, en este artículo te hablo de transporte, alojamiento, itinerario y precios (¡¡¡ojo con las entradas a templos, museos…etc!!!).

¿QUÉ ITINERARIO HE SEGUIDO?

El Cairo: reflexiones de una principiante.
El Cairo: comer, cenar y tomas algo.
Aswan: acercándome a la cultura nubia.
Aswan: seguiremos viniendo a soñar a los pies del faraón en Abu Simbel.
De Aswan a Luxor navegando por el río Nilo.
Luxor: ¡qué extraño emocionarse al despedirse de piedras!
Luxor: los arquitectos de la muerte.
Pirámides roja, Saqqara y Giza: desafiando a 4500 años de historia.
El Cairo: hasta el atardecer.

¿CÓMO SACAR EL VISADO DE EGIPTO?

Lo saqué en el mismo aeropuerto por 25$ en un mostrador ubicado en la misma sala Sigue leyendo

Anuncios

Aswan: acercándome a la cultura nubia

Aquí puedes encontrar precios, alojamientos y otras recomendaciones.

Finales de Marzo y el sol ya abrasa. Cualquier vida ya sea persona, animal o planta que habite en Aswan y alrededores le debe su existencia al río Nilo. Si no fuera por este agua, el desierto lo abarcaría todo con la crueldad propia de este ecosistema y por eso yo digo que Aswan es como un oasis.

Y también me parece un oasis si hablo de la población que habita estas tierras: de pasaporte egipcio, de raza negra, de carácter serio pero honesto y de corazón y alma nubios. Marcan la diferencia, no tienen nada que ver con los egipcios que he conocido según he viajado rumbo norte.

Aswan es uno de esos buenos recuerdos que me llevo después de 20 días viajando y trabajando en Egipto y por eso me atrevo a recomendarte esto:

Subir a la tumba de los nobles, 60 pounds

Cruza en el ferry público (2 pounds) al lado oeste del río Nilo. En sí las tumbas no me parecieron espectaculares pero la vista desde la cima es de las mejores panorámicas que he visto del río Nilo. Se ve claramente como la arena del desierto le quiere ganar terreno al río y como la anchura del río permite que haya muchos islotes.

Visitar pueblos nubios sin ningún turista

Al igual que las tumbas de los nobles, este plan se hace en el lado Oeste del río Nilo. Alquila la bicicleta en la guesthouse Bet El Kerem y recorre la carretera que te sitúa entre el río Nilo y las comunidades nubias. Sigue leyendo

Abu Simbel: seguiremos viniendo a soñar a los pies del Faraón

Aquí puedes encontrar precios, alojamientos y otras recomendaciones.

Siempre tuve el templo de Abu Simbel en mente por los fascinantes relatos de arqueólogos, historiadores y periodistas. Aun sabiendo que el viaje a Abu Simbel era largo y cansado, estaba a escasos 300km y como a veces en la vida el tren pasa sólo una vez, lo cogí. Las dudas asolan al viajero pero mi respuesta es que sí merece la pena.

¿Cómo llegar?

En cualquier caso, como mínimo serán 3h ida, más lo que tardes en visitar el templo, más 3h vuelta por una carretera en buen estado pero solitaria y de puro desierto. La entrada son 175 libras (unos 8€) para adulto.

  • Autobús público: si tienes tiempo de sobra es la mejor opción y la barata. Puedes dormir en el pueblo de Abu Simbel y madrugar al día siguiente para disfrutar del templo casi en solitario antes de que lleguen los tours.
  • Van compartida: si tienes poco tiempo y tu presupuesto es ajustado. Esta fue mi opción y fueron 15$. Lo contraté en Baba Dool Guest House. Eso sí, con poca gente disfruté el templo sólo 20 minutos porque después llegó la avalancha de autocares.
  • Excursión del crucero: si tienes poco tiempo y no tienes problema de presupuesto. Calcula por lo menos 50$.
  • ¿Quién lo descubrió?

    El primero que lo vio fue el suizo Johann Ludwig Burckhardt en 1813 cuando estando en el templo de Nefertari…“por casualidad di algunos pasos alejándome hacia el sur, y mis ojos se posaron sobre la parte de cuatro estatuas colosales esculpidas en la roca”. Pero Johann no fue capaz de entrar.

    Le dijo la ubicación de los templos a su colega italiano Giovanni Belzoni y fue este quien con mano de obra local consiguió en 1817 quitar parte de la duna de arena Sigue leyendo