El Cairo: hasta el atardecer

Aquí puedes encontrar precios, alojamientos y otras recomendaciones.

Durante todo el viaje, mientras visitaba templos, tumbas y demás,alguien añadía la coletilla: “y esto lo podéis ver en el Museo del Cairo“. ¡No me lo podía perder!

Me sorprendió ver tantos tesoros bajo el mismo techo y a la vez tantos tesoros desprotegidos de las manazas de los turistas porque literalmente tu mano puede tocar los cientos de sarcófagos de miles de años de existencia que se apiñan en las salas. Y tirando de exageración, el Museo del Cairo por dentro parece más antiguo que las pirámides de Giza. Paredes descoloridas y trozos caídos le dan a la visita un toque especial.

La sala más visitada del museo es la del tesoro de Tutankamon. La historia en si misma me parece incluso más emocionante que ver el tesoro. Me da envidia lo que sintió aquel arqueólogo francés cuando: “Por un momento, quedé aturdido por la sorpresa. ¿Puede ver algo?. Sí, cosas maravillosas”.

Y es que llegó a la tumba de Tutankamon en 1922 encontrando no sólo el sarcófago sino cientos de piezas de oro. Llegó más lejos que los ladrones que en el pasado no fueron capaces de encontrar la puerta donde descansaban los restos del faraón. Le honra, que a diferencia de otros arqueólogos, él sí dejó todo el tesoro en la tierra a la que pertenece para disfrute de nuestros ojos.

Teníamos apuntadas más cosas en la lista de pendientes de El Cairo así que nos plantamos en la Ciudadela de Saladino que fue construida en el S.XII en una colina de El Cairo como una fortaleza para defensa militar y como residencia del sultán y su familia.

La panorámica desde aquí es inmejorable porque en la parte baja puedes ver la mezquita Sultan Hassan, a la izquierda el parque Al Alzar y a lo lejísimos las pirámides de Giza. Lo que no me gustó de la Ciudadela de Saladino es que hay que ir taxi. Nosotros intentamos ir andando y nos tocó caminar por el arcén de una carretera bastante polvorienta y ruidosa.

El parque Al Azar es el espacio más verde, tranquilo y limpio, que hemos encontrado en el El Cairo. El fin de semana está lleno de familias, recién casados y jóvenes parejas que dan la impresión de querer esconderse para pasar un rato juntos. En cuanto nos sentábamos cerca, en los jardines o en un mirador, se iban corriendo, como si tuvieran miedo de que fuéramos espías.

Tras el atardecer vamos de nuevo al bazar Jalili porque no nos queremos ir de El Cairo sin tomar un té verde en el Café Fishawi o “Café de los espejos” que está escondido en un callejón y su popularidad se debe a que antiguamente se hacían tertulias literarias.

¿Quién me iba a decir que me iba a gustar tanto El Cairo? Tal vez porque estoy acostumbrada a visitar ciudades caóticas no me ha parecido tan mal como lo pintan la mayoría de turistas. ¡Dale una oportunidad! 😉

Anuncios

4 comentarios el “El Cairo: hasta el atardecer

  1. Pingback: Itinerario de viaje a Egipto | ÓRALE COMPADRE!

  2. Hola me gustaría hacer unas preguntas sobre Egipto.
    1. Viajaste sola o con amigos
    2. Cuánto costo el paseo en faluca desde Asuan a Luxor
    3. Como llegaste de Luxor a Cairo (tren, bus, taxi)
    4. Cuánto gastaste en el viaje y cuantos días fuiste?
    5. Donde dejaste las bicicletas para que no fueran robadas cuando visitabas los templos?
    6. Y donde alquilaste la bicicleta y cuánto te costo.
    Gracias

    • Hola,

      1. El viaje por Egipto lo hice sola. En ningún momento me sentí incómoda aunque también es cierto que ya tengo bastante experiencia viajando sola en países donde las mujeres se enfrentan a diversos problemas.

      2. De Aswan a Luxor hice el trayecto en barco tipo crucero. Te mando por mail los contactos tanto de felucca como de crucero.

      3. De Luxor a El Cairo lo hice en tren, reservé el boleto online. Tengo un artículo en el blog donde lo explico paso a paso.

      4. En el artículo de mi blog puedes ver lo que me costó cada alojamiento, cada tren y los monumentos que visité (las entradas son los mayores gastos asi que te recomiendo que en lugar de visitar todo, hagas una selección).

      5. La bici que alquilé en Luxor la aparcaba a la entrada de los monumentos y la ataba con un candado que me dieron en la tienda.

      6.En Luxor alquilé la bici en el lado Oeste, muy cerca de donde te deja la barca pública que cruza el río. En Aswan se puede alquilar en un hostel que también está en el lado Oeste.

      Disfruta el viaje!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s