Pirámides roja, Saqqara y Giza: desafiando a 4500 años de historia

Aquí puedes encontrar precios, alojamientos y otras recomendaciones.

Vivimos sobrecargados de información incluso disponemos de mucha más de la que nuestro cerebro puede procesar. Textos, fotos, películas, documentales, exposiciones, etc, hacen que a veces perdamos la ilusión o la capacidad de impresionarnos. Ese contenido deja volar nuestra imaginación hasta tal punto que nos hace sentir que ya hemos estado ahí, que sólo nos falta el selfie.

Con las Pirámides de Giza esta teoría no funciona porque superan con creces cualquier expectativa. La única forma de sentirte pequeño y tonto por más de una hora es estar enfrente de Keops, Kefren y Micerinos. Y digo, sentirse tonto, porque a pesar de que somos la generación más informada, no somos ni de lejos los más “apañaos”.

Y eso lo entiendes cuando tienes delante de ti una pirámide construida hace 4500 años y con 147m de alto que se mantiene en pie, desafiante, como si supiera que nunca va a caer. ¡Qué así sea!. Las únicas pistas del paso del tiempo son que en su origen las paredes eran lisas y ahora podemos ver los escalones de bloques de piedra que formaban el esqueleto de las pirámides.

La grandeza de las pirámides de Giza se debe a los cientos de hombres que trabajando muy duro, transportando y poniendo bloque sobre bloque, terminarían de construir las tumbas de los faraones, en este caso, Keops (padre), Kefren (hermano de Keops) y Micerinos (hijo de Keops). Las maldades de la historia dicen que estos hombres fueron esclavizados, las bondades de la historia dicen que estaban orgullosos de servir al faraón.

Es magnífica la alineación de las tres pirámides con las caras mirando a los puntos cardinales, lo que da una pista, al igual que con las civilizaciones mesoamericanas, que los egipcios miraban al cielo con precisión matemática. Lástima que esta magia se desvanezca por segundos cuando ves a El Cairo comerse a las pirámides de Giza.

La mayoría de gente se queda en las pirámides de Giza pero te animo a que vayas más allá. Alejarnos 40km de El Cairo nos dio el privilegio de visitar la pirámide roja de Dahshaur en solitario (y más barato), meternos bajo tierra, caminar no poco agachados por el pasadizo y llegar hasta la cámara donde estaba el sarcófago del faraón. ¡¡Es increíble cómo excavaban!!.

Por último, fuimos a 25km de El Cairo, a Saqqara donde verás la pirámide escalonada, la primera de toda la historia. Al estar en restauración, entramos en otra que también conservaba paredes talladas y guardaba el basto bloque de mármol donde en su momento se enterró al faraón. Tan basto, como que creo que primero pusieron el bloque y luego construyeron la pirámide, si no, no me lo explico.

No te cuento la historia porque tienes que ir, coger un guía y descubrirla. Si quieres el contacto de nuestro guía, escríbeme y te paso el teléfono. Estudió filología hispánica, es egiptólogo y se nota que es un apasionado de la historia.

Cuando miro a las pirámides pienso que nosotros no estamos haciendo historia y dentro de 4500 años nadie nos estudiará ni nos admirará. En cambio, el antiguo Egipto seguirá despertando la curiosidad de cualquier viajero por los siglos de siglos. Amén.

Anuncios

Un comentario el “Pirámides roja, Saqqara y Giza: desafiando a 4500 años de historia

  1. Pingback: Itinerario de viaje a Egipto | ÓRALE COMPADRE!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s