Luxor: los ingenieros de la muerte

Aquí puedes encontrar precios, alojamientos y otras recomendaciones.

En el antiguo Egipto me ha dado la impresión de que la muerte era más importante que la vida. Si de algo se preocupaban los faraones era de tener preparado el sitio donde reposarían sus restos mortales. Esto eran verdaderas obras de ingeniería que pasaron de ser pirámides visibles a kilómetros de distancia a galerías bajo tierra que pasaban desapercibidas para el resto del pueblo evitando así el saqueo de los tesoros.

Esta parte de la historia se puede recorrer desde Luxor cruzando en una barca pública del Este del río Nilo al Oeste y alquilando una bicicleta que te llevará a recorrer el templo de la reina Hatshepsut y el valle de los Reyes.

En contra de todas las leyes, Hatshepsut fue la primera reina de Egipto aunque a los historiadores del costó llegar a esta conclusión pues en muchos de los relieves que han perdurado aparece vestida como chico e incluso con barba postiza. No fue un reinado que destacara por la batallas o conquistas pero si dejó el legado de muchas renovaciones y construcciones como el obelisco del templo de Karnak. Su ingenio venció a nuestra ignorancia..

El templo funerario de Hatshepsut está excavado en la montaña y se accede a él por una serie de rampas. Es curioso como tras su muerte intentaron borrarla de la historia y por ello en las paredes del templo hay pinturas y grabados en los que no se ve su cabeza. Parece que por aquella época ya existía el machismo.

Sigo el recorrido en bici hacia el Valle de los Reyes y no se por donde empezar.Tal vez por pensar que trabajar construyendo tumbas debía ser el trabajo más seguro de la época porque se invertían años y gran cantidad de personal no solo para excavar sino también para esculpir, tallar y pintar. Se invertía más en tumbas que en templos.

Los faraones creían en el más allá y por ello eran enterrados con muchos objetos (joyas, maquillaje, animales de oro, jarrones, sillas…) que les serían útiles en su siguiente vida. La momificación del cuerpo duraba unos 70 días en los que había que desecar, destripar, enrollar en tela y poner los amuletos entre las vendas.

Una de las tumbas más populares del Valle de los Reyes es la de Seti I, un pasillo de 174m excavado en la roca que lleva a una tumba de 98 metros de profundidad. Tristemente la han reabierto a un precio impagable, 100€. También está la tumba de Tutankamon pero tampoco pagues la entrada porque lo que había dentro está en el Museo de El Cairo.

El Valle de los Reyes me ha puesto los pelos de punta imaginando a aquellos arqueólogos que después de tanto años trabajando en un entorno tan inhóspito encontraron estos tesoros capaces de dar sentido al pasado y al presente.

Recorrer en bici esta zona de Egipto también me ha dado la oportunidad de circular por carreteras secundarias, sin turistas, rodeadas de cultivos donde los jóvenes y muy jóvenes comienzan a curtirse en el campo acompañados de un burro y un carro.

En estos pueblos no hay “hamburguer” o “pizza”, en estos pueblos el menú sólo está en árabe y empieza a leerse por la última página. Estos pueblos me han recordado al mío cuando era pequeña y los señores mayores disfrutaban de su tiempo de ocio jugando a las cartas y aporreando la mesa.

Y todo esto ha acontecido en sólo un día pedaleando por la antigua Tebas.

Anuncios

Un comentario el “Luxor: los ingenieros de la muerte

  1. Pingback: Itinerario de viaje a Egipto | ÓRALE COMPADRE!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s