89: de Pokhara a Katmandú en autobús

 

Me despedí de Pokhara justo el día que se veían las cumbres y fue algo tan imprevisto que no tenía la cámara buena preparada. Emprendí el viaje de 200 kilómetros a Katmandú por 450 rupias, supuestamente iban a ser 6 horas que se convirtieron 11, pa’colgarse. 😦

La experiencia con el transporte y las carreteras de Nepal era tan mala que me daba mucha pereza moverme de un sitio a otro. Cuando te crees que ya has circulado por las peores infraestructuras del planeta y llegas a Nepal, te das cuenta de que no habías visto todo.

La situación es tal desastre que las carreteras de entrada a las dos ciudades principales, Katmandú y Pokhara, son de un carril para cada sentido, en las zonas montañosas hay desprendimientos quedando las carreteras bloqueadas con frecuencia, también a veces se inundan por el agua desbordante de ríos y cascadas y por la noche son carreteras oscuras, no se ve ni a 10 metros.

Una noche transitábamos por una carretera hasta que una cola de coches interminable nos detuvo. Fui a cotillear y había un camión volcado y atravesado que ocupaba todo el ancho de la carretera así que no se podía circular ni pa’arriba ni pa’bajo. Los nepalís decidieron vaciar a mano la carga del camión, levantarlo a pulso y empujarlo a un lado. Dos horas después, pudimos continuar el viaje.

Vi un cartel “Welcome to Katmandú”, miré el GPS y quedaban escasos 20km. Pletórica estaba hasta que pasaban los minutos y nunca llegábamos. Esta vez eran las obras el fenómeno que bloqueaba la carretera a Katmandú e incitaba a los conductores a apagar los motores sabiendo que de ahí no íbamos a movernos hasta dentro de un buen rato.

Las afueras de Katmandú me dieron una bienvenida difícil de digerir: personas cubiertas por el polvo, mucha gente usando mascarillas, cada uno tapándose con lo que podía. Tampoco se libraban del polvo las carnicerías al aire libre cuyos pollos lucían de blanco y los corderos no tanto.

No me podía creer que esa fuera la entrada a la capital de Nepal. Todos ponen de excusa el terremoto pero dudo que antes del terremoto tuvieron mejores infraestructuras y nadie dice la verdad, un gobierno corrupto que no invierte ni lo más mínimo en mejorar la infraestructuras y dar los servicios mínimos a su población.

Hay días como hoy que es necesario irte a la cama y dormir 11 horas de tirón porque sino corres el riesgo de entrar en internet y comprarte un vuelo de vuelta iso facto!

Anuncios

Un comentario el “89: de Pokhara a Katmandú en autobús

  1. Pingback: Itinerario: 100 días de viaje por Singapur, Malasia, Sumatra, India y Nepal | ÓRALE COMPADRE!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s