48-49 Rishikesh: hinduismo, yoga y turismo

 

Tras unas semanas locas con cambios culturales, religiosos y mutaciones constantes del paisaje más clima, llego a Rishikesh con ganas de descansar a orillas del río Ganges pero ay! ilusa, que aquí también pitan. Si las fotos emitieran sonido, ahora mismo estarías tapándote los oídos.

De nuevo un trayecto a priori corto se ha convertido en pesadilla por retraso del tren y el mal estado de la carretera para el bus. Prepárate mentalmente para 240km en 8 horas. ¿Cómo llegué a Rishikesh?

  • Tren desde Nueva Delhi a Haridwar en segunda clase, 170 rupias.
  • Bus desde Hariadwar a Rishikesh, 35 rupias
  • Tuk tuk compartido de Rishikesh a Laxman Jhula, 20 rupias.

Los dos primeros días los he aprovechado para visitar Risikesh y comprobar que el ashram que me habían recomendado para el retiro de yoga cumplía mis expectativas. Oriéntate:

  • Rishikesh pueblo: huye de ahí.
  • 7 km río Ganges hacia arriba está la zona de Ram Jhula
  • 2.3 km río Ganges más arriba está la zona de Laxman Jhula

Las calles de Ram Jhula y Laxman Jhula lucen de esta guisa y cuanto más te acerques al rio Ganges y a los puentes que conectan las orillas, más jaleo, más atasco de peatones y más ruido. Rishikesh es una ciudad santa del hinduismo por lo que es incesante el fluir de peregrinos a cualquier hora del día. A veces no se si hay más peregrinos o vacas, ambos compiten por dominar las calles.

Ram Jhula

La ceremonia “ganga aarti” se celebra todas los días al atardecer en el ghat del ashram Parmarth Niketan. El ritual comienza con música, cantos, oraciones y ofrendas alrededor del fuego. Al final de la ceremonia hay gente que pone una vela en el Ganges que fluye río abajo o tiran pétalos de flores. Supongo que para un hindú es un momento muy espiritual, para mi es el momento de observar las rarezas de India

En la zona de Ram Jhula está el ashram “Yoga Niketan Trust” donde hice el retiro de yoga. Tras una visita rápida compruebo que las instalaciones están bien y que se mantiene el precio que me habían comentado por email. En el próximo artículo del blog contaré en detalle mi experiencia.

Laxman Jhula

Es la zona donde se amontonan los mochileros porque está llena de hostels, restaurantes (mi preferido es “Litle Buddha Cafe”) y sitios para practicar yoga ya sea un pequeño estudio o un ashram. Hay clases para todos los niveles, no olvides que Rishikesh es el ombligo del mundo para yoga.

Desde Laxman Jhula también se puede ir caminando unos 4.5km hasta las cascadas Neer Garh Waterfall. Si llegas pronto no habrá indios merodeando y te podrás dar un baño.

Caminar desde Ram Jhula a Laxman Jhula

Hay un camino pegado al río Ganges por donde no pasan coches que conecta los dos barrios. Especialmente por la mañana hay muchos hindúes que se agolpan en la zona conocida como “Goa beach” para bañarse en el Ganges. En esta época del año el río baja muy sucio porque está terminando el monzón pero me aseguran que desde Noviembre baja limpio y los turistas también se animan a bañarse y a hacer rafting.

Tenía miedo de que Rishikesh me decepcionara pero he encontrado que la mezcla de yoga, hinduismo y turismo está hecha en proporciones adecuadas de forma que no saldrás espantado de aquí.

Anuncios

Un comentario el “48-49 Rishikesh: hinduismo, yoga y turismo

  1. Pingback: Itinerario: 100 días de viaje por Singapur, Malasia, Sumatra, India y Nepal | ÓRALE COMPADRE!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s