46-47 Nueva Delhi, quinta oportunidad

 

Mi primera vez en Nueva Delhi fue trabajando dos semanas pero también aproveché para hacer turismo. Me fui con un sabor agridulce del tipo “aquí no vuelvo ni loca”, bien por el agobio de la ciudad o el shock cultural o bien porque acabé harta de trabajar con proveedores de internet indios.

Las veces que he vuelto a Nueva Delhi ha sido obligada por la circunstancias ya que cuando vienes de turista lo mas probable es que entres y salgas del país por Nueva Delhi o te pille de paso para cambiar de zona en India

Pero esta vez volví por voluntad propia porque me apetecía visitar a Ankur y dispuesta a dar una oportunidad a la ciudad. Casualmente coincidió mi paso por Nueva Delhi con el 15 de Agosto en el que se cumplían 70 años de independencia así que tuve la oportunidad de ver la ciudad vestida de gala.

Los discursos y los desfiles se celebraban en la zona del Fuerte Rojo pero como estaba buscando sitios no bulliciosos preferí caminar por los jardines desde la Puerta de India (India Gate) hasta Rashtrapati Bhavan, la casa del presidente de India. ¡¡No os lo perdáis!!

En India hay muchas cosas que corregir pero a sabiendas de ello, los indios son gente orgullosa de su país y con orgullo posaban en el cartel de “happy independence day” o se pintaban la cara con banderas de India, o se ponían pins en la ropa o un sombrero.

A lo agradable del paseo contribuía que hoy el ruido no era tan exagerado, era como si todos los conductores de Nueva Delhi hubiera cogido vacaciones.

En mi búsqueda de nuevos lugares silenciosos me dirigí al templo hindú Sri Laxmi Narayan Mandir. En su interior se agolpan los hindúes cumpliendo a raja tabla los rituales especialmente el de la puja u ofrenda que se deja en el altar de los dioses. En la parte trasera del templo hay unos jardines bastante apacibles como para darse un respiro del alboroto de Nueva Delhi.

Siempre que vuelvo a Nueva Delhi mínimo un día voy a comer a mi sitio favorito, Pind Balluchi ubicado en Connaught Place y casi siempre pido lo mismo: o los platos con champiñones o este pollo rebozado con una salsa de ajo, el queso con una especia y el naan.

No me quería ir sin repetir visita al templo Akshardham, el más nuevo de Nueva Delhi, porque hay un show nocturno de música más luces por un precio tirado y además es un sitio way para caminar al atardecer. No vayas durante el fin de semana porque la cola y los controles son interminables.

He mejorado mi opinión de la ciudad aunque también es cierto que esta vez jugaba con ventaja porque estaba acompañada de Ankur. Me despido de Nueva Delhi sabiendo que volveremos a encontrarnos y con la sensación de que ya no la odio 🙂

Anuncios

Un comentario el “46-47 Nueva Delhi, quinta oportunidad

  1. Pingback: Itinerario: 100 días de viaje por Singapur, Malasia, Sumatra, India y Nepal | ÓRALE COMPADRE!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s