19-21 Kuala Lumpur: la oscuridad tapa defectos y alumbra virtudes

 

He de decir que Kuala Lumpur me ha gustado gracias a mi amigo Cheng, si no es por él en algunos aspectos Kuala Lumpur se me hubiera quedado grande y en otros aspectos pequeña. Me ha parecido una ciudad para vampiros, para dormir por el día y vivirla por la noche.

Mi plan barato de torres Petronas incluye un atardecer en el parque KLCC con unas latas de cerveza del 7eleven para ver como cambia la iluminación de la ciudad. Si eres como yo y crees que te mereces un capricho, otro día apunta en tu mapa el roof top del “Heli lounge bar”: por el día es un helipuerto pero por la noche se convierte en terraza con vistas sobre toda la ciudad.

Mi ruta nocturna continuó por el barrio de Bukit Bintang que está lleno de centros comerciales pero a esta hora en la calle también hay música. Seguimos paseando hasta el mercado nocturno de comida en la calle Jalan Alor y optamos por pollo con limón y pescado, exactamente una manta raya.

Otra vista nocturna que no tienes que perderte es Mederka Square, emblema nacional porque aquí se izó por primera vez la bandera de Malasia cuando se independizaron de los británicos. Yo prefiero disfrutar de la plaza por la noche, durante el día el ruido y la afluencia de gente superan mis niveles de confort.

Por el día Kuala Lumpur me ha parecido sucia, ruidosa, con un clima sudoroso y no apta para caminar aunque afortunadamente tiene buen transporte público, incluso hay autobuses gratuitos que cubren las zonas turísticas.

Me sorprende la cantidad de turismo árabe de países del golfo que pasea por las calles de Kuala Lumpur. Como Malasia es un país musulmán supongo que prefieren venir aquí que ir a Tailandia.

Las horas de luz en Kuala Lumpur las aproveché para ir a Batu caves y al parque KL Forest Eco Park que tiene un canopy gratuito. Me fallaron las fuerzas porque el mejor canopy que puedes encontrar en Kuala Lumpur está en el Forest Research Intitute pero me dio pereza, a mi las capitales me agotan.

Kuala Lumpur marca el final de mis días por el sudeste asiático y el comienzo de mis viaje de seis semanas por India(no hay dos sin tres).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s