Croacia: invierno en Zagreb

Los 10 días que el destino ha querido que pase en Zagreb han avivado mi interés por los países balcánicos.

Zagreb me ha parecido una ciudad marcada por el periodo comunista en el que Croacia pertenecía a la antigua Yugoslavia. Si bien esto no es tan patente en el centro, a las afueras predominan los altos bloques de casas con colores grises, un paisaje no del todo desarrollado, como una ciudad intentando salir a flote.

A su vez también he visto a Zagreb marcada por su reciente incorporación a la Unión Europea. Ondean las banderas y da la impresión de que la inyección de dinero ha generado el fuerte contraste entre las fachadas reformadas y las fachadas a trozos descoloridas que parecen estancadas en el imperio austro húngaro. En la parte alta del centro de Zagreb lo más relevante es la iglesia de San Marcos.

zagreb iglesia San Marcos

Casi al lado del museo está una antigua fortificación que dispara un cañonazo a las 12 de la mañana. La historia se remonta a que antiguamente todas las noches sonaba una campana para anunciar el cierre de la puerta de la ciudad para protegerla de los ladrones.

Cerca de la iglesia está el Museo de las Relaciones Rotas que contiene objetos asociados a una ruptura, por lo general, amorosa y la historia de la persona que lo donó. El museo nació en Zagreb y a raíz del éxito se han abierto más museos en otros países. Merece la pena por su originalidad y porque está cargado de sentimiento, de cosas que nos cuesta expresar.

museo relaciones rotas

Tras el cañonazo, para ir hacia la parte baja del centro de Zagreb la calle más vistosa es Tkalciceva con terrazas, bares y restaurantes de todo tipo. También es de visita obligada el colorido mercado de Dolac que comenzó en torno a 1930 para que los campesinos de las afueras vendieran sus productos frescos.

La catedral, la muralla, las calles con el tranvía me han dejado un poco indiferente pero me llevo un buen sabor de los restaurantes de Zagreb de los que he disfrutado mucho. Mi recomendación es Vinodol donde comí ravioli con goulash y Ribice i tri točkice donde comí ensalada de pulpo y rape a la plancha.

mercado dolac zagreb

Si tienes más días en Zagreb hay dos planes que pueden ser ways dependiendo de la estación en que vengas. En invierno, el plan estrella es subir a la colina de sljeme a esquiar teniendo en cuenta que necesitas alquilar el material en la ciudad. Para ir en transporte público hay que coger el tranvía 14 hasta Mihaljevac y desde ahí el bus hasta 140 Tomislavov dom.

En verano optaría por ir en tranvía al lago Jarun donde puedes hacer kayak, montar en bici o incluso nadar en una playa artificial.

sljeme zagreb

Supongo que si caes en Zagreb es porque estas de paso hacia la costa de Croacia o hacia otro país balcánico pero con este artículo espero haberte incitado a que por lo menos pares un día. 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s