Islas Cíes: la naturaleza es combustible para el alma

A veces nos vamos a miles de kilómetros cuando tenemos a la vuelta de la esquina el paraíso. Por tercera vez voy a las Islas Cíes (Galicia) que forman parte del Parque Nacional de las Islas Atlánticas.

Las Islas Cíes son uno de esos sitios rebosantes de naturaleza, con una biodiversidad tan especial en tan poco espacio que se ha solicitado su inclusión como Patrimonio Natural de la Humanidad. La isla principal se divide en dos zonas, isla do faro e isla monteagudo, que pueden se recorridas por cuatro senderos.

mapa islas cies

El barco llega al muelle de la playa de Rodas y desde ahí camino hacia la izquierda hasta llegar al camping. La primera vez que vine a Islas Cíes éramos unas 20 tiendas de campaña y ahora mi sorpresa ha sido que ya hay más de 180 parcelas para acampar y una zona de “glamping” que come terreno al camping tradicional.

Una vez acampada, salgo del camping, cruzo el lago por el dique y continuo caminando a la sombra de los eucaliptos 1.5km hasta el Alto do Príncipe, mejor punto de las Islas Cíes para ver una inolvidable puesta de sol y mejor mirador hacia la isla do faro.

islas cies monteagudo

A la mañana siguiente madrugo porque el mejor momento para disfrutar de las aguas cristalinas y las dunas de la playa de Rodas es cuando el camping está despertándose y los primeros barcos de turistas todavía no han llegado.

Otra diferencia que he notado respecto a otras veces es que la cantidad de turistas que vienen a las Islas Cíes ha aumentado notablemente con el consiguiente riesgo de que se deteriore el entorno. En mi opinión deberían reducir el aforo de visitante permitido por día: 3000 personas, incluyendo las 800 plazas del camping.

playa rodas islas cies dunas

Hoy sopla mucho viento en la playa de Rodas así que me resguardo en mi playa mi preferida, la playa de nuestra señora que si madrugas te la encontrarás tal que así. La hora ideal para leer un rato y hacer snorkel antes de que llegue la multitud y las gaviotas que no pierden baza para arrebatar la comida a los turistas al mínimo despiste.

Cuando llega el pelotón de visitantes, me voy a otro rincón buscando la tranquilidad. Ese rincón menos popular es la playa de Figueiras a la que se accede por un camino entre pinos y se permite el nudismo.

islas cies playa nuestra señora

A última hora de la tarde cuando el sol pega con menos fuerza ya estoy preparada para la siguiente caminata de 7km ida y vuelta. Esta vez voy hacia el faro de las Islas Cíes donde se tiene una vista privilegiada de la isla de San Martiño y la parte de monteaguado de las Islas Cíes

Me he quedado con las ganas de ir en kayak a la isla de San Martiño porque esa isla parece incluso más salvaje que las Islas Cíes pero con el aire que sopla no es buen día.

faro islas cies

El día termina con una cena y unas cervezas en el camping de las Islas Cíes que está más animado que nunca. Mañana aprovecharemos las playas y de vuelta a Vigo a trabajar! 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s