Estambul, mucho más que mezquitas

Uno de mis sitios preferidos de Estambul es Uskudar donde se ve una de las mejores puestas de sol del mundo. Coge el barco en Eminonu y tras 15 minutos llegarás a Uskudar.

Camina 10 minutos en dirección a la torre maiden por el paseo pegado al Bósforo. Justo enfrente de la torre hay unas alfombras y cojines que piden a gritos que te sientes, pidas un te y disfrutes del panorama.

uskudar puesta de sol estambul

El puente galata vive día a día el trasiego no solo de coches y tranvías sino también de peatones que cruzan desde el distrito más europeo, Beyoglú, a la parte más turística y asiática y de barcos que navegan por el Bósforo facilitando la comunicación entre barrio y barrio.

En el nivel bajo del puente hay una aglomeración de restaurantes mientras que en la orilla unas barcas venden mejillones y bocadillos de caballa no se si recién pescada por la cantidad de pescadores que echan el día en el nivel superior del puente Gálata. Si no sabes pescar tu otra opción es unirte a una partida de backgammon.

puente galata pescar estambul

Siempre ha habido adictos a las compras y si eres uno de ellos tu sitio es el laberinto techado de 54 calles del Gran Bazar de Estambul, no apto para gente como yo que se cansa de regatear y sale con las manos vacías de las 3600 tiendas pero si apto para aquellos que sueñan con encontrar un chollo nada más cruzar una de las 22 puertas del bazar.

Dentro de la zona turística, el Estambul más real lo encontré caminando cuesta abajo con vistas al Bósforo desde la mezquita suleimaniya hasta la mezquita Yemi Cami. No me pude resistir a parar en varios puestos a beber un zumo de naranja mezclado con granada, a beber te y acompañarlo de baklava, una exquisita masa de nueces acompañada de pistacho.

zuma naranja granada bosforo

El distrito de Beyoglu simboliza el Estambul menos tradicional. Ese punto moderno se lo dan los bares que se esconden entre las calles incorporando nuevas tendencias tanto en el decorado como en el menú, las tiendas de arte, vintage y ropa de las mejores firmas. El mejor momento para ver Beyoglu en pleno apogeo es la noche cuando los bares se llenan no solo de turistas sino de la población local más joven.

En Estambul muchos aprovechan para ver la danza de los derviches, practicantes del sufismo que constituye la rama mística del Islam. Localicé tres sitios donde se podía ver la danza (la estación de Sirkeci, un museo cerca de la torre Galata y Hodjapasha) pero no me convencieron ya que daba la impresión de turistada.

derviche baile konya

A posteriori me he enterado de que todos los años en torno a Noviembre/Diciembre (dependiendo del calendario islámico) se celebra en Konya el Mevlana festival que congrega una multitud de sufíes de todo el mundo y es ahí donde se puede ver el ritual más auténtico.

Para cerrar este artículo voy a aprovechar para resaltar la amabilidad de los turcos que a lo largo de todo el viaje me han ayudado cuando no encontraba algo, se han lanzado a cargar mi mochila y han intentado interactuar a pesar de su poca fluidez con el inglés. 🙂

Anuncios

Un comentario el “Estambul, mucho más que mezquitas

  1. Pingback: Itinerario de viaje a Turquía | ÓRALE COMPADRE!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s