Nigeria: diez días en Lagos

“The only man I envy is the man who has not yet been to Africa – for he has so much to look forward to.”

Cuando me dijeron Nigeria sonreí porque, aunque ya no tengo el privilegio de mi primera vez en África, tenía muchas ganas de que me tocara un país del que buscas información y no hay. Esto quiere decir que como turista tienes poco que hacer pero como persona tienes mucho que sentir.

Viendo esta foto jamás dirías que estoy en uno de los mejores barrios de Lagos que no es la capital pero es una de las ciudades más desarrolladas y pobladas de África. En estos barrios hay un insalvable abismo que separa el interior y el exterior.

Mientras en el interior del hotel de Lagos gozo, a precio de oro, de buen olor, luz permanente, agua caliente y wifi (si te mandan a trabajar aquí vente con casa pagada) en el exterior la vida transcurre en un espacio polvoriento en el que día a día se monta y se desmonta cualquier negocio.

lagos victoria island

Más allá de puestos de comida podemos encontrarnos peluquerías debajo de un árbol, talleres de coches con herramientas que se hacen trizas o floristerías cuyas macetas más elegantes son botellas de plástico.

Nadie que no sea nigeriano o de países adyacentes camina por la calle porque aquí el concepto de acera no se contempla. Este sería uno de los grandes retos de adaptación que tendría que superar si viviera en Lagos, asumir que no puedo caminar, que tengo que ir de puerta a puerta en coche y con conductor.

Hablando de Lagos, Victoria Island es una joya pero para ver algo más aproximado a la realidad, para entender que en Nigeria hay pobreza y no muy lejos de la capital, echa un vistazo a la Venecia de los pobres.

Sitios como este he visto muchos alrededor del mundo y todos me han producido altibajos emocionales y tristeza que no es necesario revivir así que mejor irnos al mercado a comprar regalitos.

He visto que Lagos es una ciudad de naturaleza inhóspita pero al menos da la posibilidad de ir clases de salsa, jugar fútbol, hacer surf, ir a la playa, ver música en directo… cosas que hacen tu día a día más llevadero. Resalto da la posibilidad porque en otros países que he estado como mujer fue inviable nadar o bailar en público.

Pero cuando estas en territorio inhóspito con solo actividades para matar tu tiempo libre no es suficiente. La frase “no es el lugar sino las personas” es especialmente pegadiza cuando vienes a West África.

En el caso de Lagos gracias a la gente que he conocido he tenido la oportunidad de ir en barco a una casa en la playa o salir de fiesta o ir al restaurante adecuado. Sin ellos, mi experiencia aquí hubiera sido muy distinta, no es el “donde” es el “con quien”.

Lagos Nigeria playa

Parece mentira decir esto en Lagos pero es cierto que con poco dinero lo puedes pasar mal. Esto no solo aplica a la casa, como he comentado antes, sino también a la comida. Por poner dos ejemplos: 4 yogures cuestan 10 euros o 1kg de mandarinas cuesta 7 euros. Pequeños detalles convertidos en lujo.

La comida local en Nigeria, dicho sutilmente, no seduce a los visitantes. Más allá de la suya, una carne empanada un poco picante que se sirve troceada, nadie recomienda un plato. Al menos la ciudad tiene bastantes restaurantes de comida internacional muy rica.

playa lagos

Resumiendo: buenísimos diez días en Lagos, con ganas de ir a cualquier otro país de la zona, consciente de que en este tipo de país mi experiencia depende en gran parte de la compañía y que hay que venir con la cartera llena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s