República Dominicana: Santo Domingo

El 5 de Diciembre de 1492, esa fecha que en el colegio te meten por los ojos, Colón llega a una isla que quedó bautizada como La Española. Oh yeah! ¿Descubrimos América?

A día de hoy esa isla se divide en Haití (de habla francesa) y República Dominicana en cuya capital Santo Domingo he pasado bastantes días como para ver la huella monumental que dejamos y ver como las cosas evolucionaron diferente en este lado del charco.

El verdadero espíritu dominicano en Santo Domingo lo encontré en el son que se celebra los domingos en las ruinas del monasterio de San Francisco donde familias y amigos (mesas, sillas, neveras y botellas de ron en mano) se arremolinan en torno a un escenario y bailan merengue, bachata, salsa o lo que les pongas porque esta gente lleva el ritmo y la alegría en las venas desde que nacen.

En las calles de Santo Domingo no he respirado peligro, esto no es Venezuela o El Salvador. Tampoco he respirado extrema pobreza, esto no es La India. Se respira humildad y carencia.

Y en esas calles la vida no tiene sentido sin un magnífico colmado, llámese “abarrotes” en México o “ultramarinos” en Españistan. Pero el colmado va un poco más allá, es como un fenómeno sociocultural, porque además de vender alimentos se convierte en un lugar de reunión para ver un partido de béisbol, echar unos bailes o tomar un ron.

La simpleza de los colmados contrasta con restaurantes que bien podríamos encontrar en Europa. Mi preferido fue La Alpargatería con su tienda de sandalias a la entrada y su patio bohemio al fondo. Aquí tomé mi primera cerveza Presidente.

El Adrian Tropical en pleno malecón es un lugar agradable para beberte un jugo de chinola, aunque si hablamos de comer mofongo… No se que le ven los locales pero todo el mundo lo pide. Se sirve en un tipo de mortero y es plátano machacado, ajo y chicharrón (carne). Una masa que no olvidarás nunca por su notable densidad.

mofongo adrian tropical santo domingo

Santo Domingo por la noche es dembow. No saldrás de una discoteca sin escuchar esta música y sin ver ese baile de puro perreo llevado al extremo. Dicho finamente, un baile sensual. Choca, esto culturalmente choca porque no se me pasa por la cabeza bailar así.

En todo latino américa el transporte público tiene una máxima “cuantos más entren mejor”. Da igual que sean los peseros de Mexico, los chicken bus de Guatemala o los conchos o motoconchos o voladeras de Santo Domingo, el tema es pagar poco e ir bien apretado.

motoconcho

Santo Domingo no es una ciudad fea simplemente le falta un pequeño repaso para que pueda sacarle todo el partido a su centro colonial y a su malecón. Y como ellos dirían “Gracias”, “Siempre”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s