Menorca en kayak: Son Bou – Trebaluger

Nuevas formas de viajar. Había montado en kayak anteriormente pero nunca se me había ocurrido hacer una travesía de varios días y sin guía. ¡Allá voy con Natalia!

Alquilamos los kayaks en la empresa “Sports and Kayaks DMS”. Quedamos con ellos en Son Bou donde descargamos los kayaks y nos explican el material que llevamos:

– Kayak individual de 18kg.
– Pala de remar + 1 de repuesto por si acaso.
– Bolsa estanco donde metemos lo que no se pueden mojar: saco de dormir, dinero, móvil, ropa…
– Cabo de remolque: por si tu compañera se cansa de remar o por si hay alguna situación de peligro.
– Bomba de achicar agua: muy útil!!
– Fichas/mapas de la costa menorquina.
– Cubre bañeras: si el mar se pone feo con esto no te entra agua en la canoa.

Hoy el mar está muy tranquilo, nuestros brazos frescos y remamos sin problemas. Recorremos toda la playa de Son Bou hasta llegar a Santo Tomás donde hacemos la primera parada para comprar provisiones y comer.

kayak menorca

Es importante la planificación de los puntos donde puedes comprar comida/bebida, sobre todo si vas a pasar las noches en calas y teniendo en cuenta que con el desgaste físico te entra más hambre de lo normal.

Seguimos navegando rumbo Este, cruzando la playa de Santo Tomás. Estando dentro de un kayak en medio del Mare Nostrum te sientes nadie ante la inmensidad de mar. A veces dejo de remar y respiro, observo, siento, pienso…

Llegamos a nuestra primera cala y una de mis favoritas, Cala Escorxada, donde nos dedicamos a bañarnos, a tomar el sol, a hacer fotos y subir las rocas para disfrutar el paisaje. Seguimos navegando y a escasos 15 minutos en kayak llegamos a Cala Fustam.

cala escorxada menorca

Pero el día no terminaba aquí. Remando, remando a izquierda y derecha, alcanzamos la Cala Trabaluger donde pasaremos la noche. Lo grandioso de las calas de Menorca es que muchas sólo son accesibles vía barco, kayak o andando y por tanto los turistas “vagos” no llegan. 🙂

Al caer la tarde, sentimos que la cala Trebaluger, con agua caribeña y rodeada de vegetación, es nuestra. Bueno, sólo la compartimos con unos ocho veleros, una familia hippie y una pareja. Hoy dormimos en un hotel de mil estrellas y una luna.

Se nota el cansancio pero también la satisfacción de alcanzar el paraíso. ¡A dormir!

trebaluger menorca kayak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s