Luang Prabang I: espíritu budista

La magia que envuelve Luang Prabang, ciudad patrimonio de la humanidad, se debe en gran parte a esa mezcla de pasado colonial francés y presente asiático.

Luang Prabang incita a desayunar crepes de banana y nutella, a admirar sus anchas avenidas con casas bajas y variopintas fachadas, a pedalear sintiendo la brisa del Mekong, a escuchar la música por todos los rincones, a hacer fotos, a visitar templos…Me he enamorado de esta ciudad!

casas luang prabang

A nivel monumental los templos de Laos no se pueden comparar con los de Tailandia. Sin embargo, en Laos los templos conservan la esencia budista que impregna la ciudad de misticismo y esa tranquilidad que se anhela en otros países vecinos.

Pasé por muchos templos, algunos sin turistas, y me dediqué a sentarme en cualquier rincón y observar la vida de los monjes durante un largo rato. No dudarán en acercarse a ti porque están encantados de practicar su inglés y muy dispuestos a responder cualquier pregunta.

Templo Luang Prabang

Tuve la oportunidad de conocer a Lin, que tiene 17 años y nació en una aldea remota del norte de Laos. Desde los 15 años es novicio, la fase previa a convertirte en monje. Se levanta a las 6 y después sale a la calle con el resto de novicios y monjes a pedir limosna, bien en forma de comida o de dinero.

Esta ceremonia se realiza todos los días y es conocida como “entrega de almas”. En Luang Prabang se me pegaron los sábanas pero a medida que he ido conociendo Laos, he visto la ceremonia en otras ciudades y pueblos. Los laosianos son gente muy creyente y los monjes son una clase de la sociedad altamente respetada.

Luang Prabang entrega almas

Lin siguió contándome que por la mañana ayudaba en el templo y por la tarde estudiaba. A su regreso al templo meditaba y cantaba. Y así día tras día… Me voy del templo feliz por esta experiencia y sorprendida de que los monjes sean tan sociables con una mujer. Recuerda que no nos pueden ni arañar.

Ha sido una mañana intensa así que me apetece pasar la tarde en “Utopía”. Un bar/restaurante, con vistas al río y hamacas para tumbarte donde puedes pasar horas y horas leyendo un libro, escribiendo o simplemente viendo la vida pasar.

Utopia Luang Prabang

La vida es bella!

Anuncios

Un comentario el “Luang Prabang I: espíritu budista

  1. Pingback: Próxima parada, Laos | Orale compadre!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s