Naufragando en el río Mekong: Huay Xai-Luang Prabang

Ya estoy en Laos y cómo cambian las cosas. El río Mekong nos despierta con una densa niebla y un frío asombroso.

Me esperan dos días navegando por el octavo río más largo del mundo (4800 kilómetros) que recorre seis países hasta que desemboca en Vietnam.

Estoy en Huay Xai y nada más llegar al “puerto” lo primero que me hizo poner cara de ¡¡wou!! ¡wou!! es la anchura del río. Cogimos el barco lento, un long tail boat con el que empezamos a navegar por las turbias y rápidas aguas del Mekong.

Huay Xai Luang prabang

El río Mekong es muy querido por los laosianos porque es la fuente riqueza que a duras penas mantiene el país. Desde el principio del viaje hasta el final, hay kilómetros y kilómetros de cultivos al borde del río, sobre todo de plátanos y arroz.

Además de campos de cultivo, en el paisaje nunca faltan los pescadores en su canoas. Son muchas las toneladas de pescado que proporciona el Mekong y que sirven tanto para el consumo local como para vender en otros países.

rio Mekong huay xai

Y otra cosa que nos acompaña todo el camino es…el ruido infernal del motor del barco!! Ese motor que sobre las 15.00 decidió romperse y convirtió a 50 backpackers en 50 naúfragos.

Viendo que nos tocaba pasar la noche bajo las estrellas, nos pusimos manos a la obra a recoger troncos y a preparar fogatas. ¿Comida? No hay, 15 horas sin comer nos esperan. En estos momentos es cuando más agradezco que mi mochila pese más que la del resto porque tengo todo lo necesario para dormir a gusto y al aire libre: saco de dormir, esterilla, impermeables…

accidente rio Mekong

Estoy contenta de que se haya roto el barco porque estas experiencias no se olvidan y además unen bastante. Pasamos la tarde leyendo, jugando a la pelota, dando paseos por la selva, haciendo fotos y disfrutando de la puesta de sol del Mekong.

La noche da paso al encendido de linternas y a una niebla densa que cubre todo el improvisado campamento “al raso”. Las fogatas se mantendrán toda la noche por turnos. Es hora de dormir…

rio mekong slow boat

A las 6.30, el “capitan” del barco empezó a gritar. No entendíamos nada pero rápido nos dimos cuenta de que el barco de rescate había llegado y podíamos seguir nuestra travesía por el Mekong.

Además del amanecer, el Mekong nos regaló otra imagen única. Al otro lado del río hay una familia, todos ellos ataviados con ropa realmente local, caminando con los elefantes por la selva.

Durante las siguientes siete horas de barco, seguimos conociendo la cara más salvaje de Laos pero a medida que nos acercábamos a Luang Prabang iban apareciendo más aldeas pequeñas, con sus casas de paja/bambú, con sus niños bañándose en el río…

aldea rio Mekong

El barco para muchas más veces que ayer para recoger pasajeros y es aquí cuando empiezo a tener más contacto con los laosianos. Ya tengo ganas de llegar a tierra y seguir explorando este país que me ha recibido con una verdadera aventura.

17.30pm, tras dos días por el Mekong, llego a mi destino!! Os dejo unos consejos para viajar de Huay Xai a Luang Prabang “¿Cuánto cuesta dormir en Luang Prabang?¿Otra manera de llegar a Luang Prabang?”

Anuncios

Un comentario el “Naufragando en el río Mekong: Huay Xai-Luang Prabang

  1. Pingback: Próxima parada, Laos | Orale compadre!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s