San Francisco: zona centro

Después de un año en México, estos días en San Francisco y Yosemite Park han sido como “regreso al futuro”.

Estoy recorriendo San Francisco andando y una de las cosas que más me gusta es cruzar la calle. Si, cruzar la calle sin miedo a que me aplaste un coche. Esto es un sentimiento nuevo, después de un año estoy en una sociedad donde se respetan los semáforos!

San Francisco es una sociedad muy diversa con raíces africanas, europeas y asiáticas, una interesante mezcla cultural que da lugar a barrios muy diferentes como “Chinatown” donde puedes encontrar tiendas de ropa, muebles, objetos de decoración y restaurantes de comida asiática.

Chinatown san francisco

El transporte público es caro, las calles para las bicicletas empinadas así que camina.Me dirijo a las painted ladies. Son casas de estilo victoriano pintadas cada una de ellas de tres colores para resaltar su arquitectura. Las más famosas están en Álamo Square ya que se han usado como fondo de series, anuncios y películas.

Un sentimiento nuevo que se me había olvidado tras un año en México, es ir por la calle y que nadie cada cincuenta metros silbe, se gire o comente algo vulgar. Es una maravilla pasear por San Francisco e ir de lado a lado sin que nadie se percate de mi presencia.

painted ladies san francisco

Otra cosa que me gustó de San Francisco es que es una ciudad “fashion” donde la creatividad se apodera de los estilos de vestir. Desde el más casual al más punk pasando por un estilo años 60’s. Cada uno se viste como quiere y pasa tan desapercibido como aquel que va en traje y corbata.

Una de las calles más populares en cuanto a tendencias de ropa alternativas es Haight Ashbury. Además es un barrio con buen ambiente para cafeterías y bares. Siéntate en una terraza y disfruta mirando a cada personaje que pasa por delante de tus ojos.

Haight Ashbury san francisco

Sigo andando y llego al City Hall, el ayuntamiento de San Francisco. Este edificio impresiona por la dimensión de la cúpula y rompe la tónica del centro de la ciudad donde se imponen los edificios de negocios, por cierto, bastante feos.

Esto es lo que más me gustó de la zona centro. Estuve en otros barrios como Lombart street o Mission pero no me dieron emociones ni motivos para escribir sobre ellos en este post.

Conclusión: me ha gustado volver por unos momentos al mundo “ordenado” pero me sigue entusiasmando viajar más a lugares tan diferentes como México o Perú.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s